ERPI

Comunicados

DISPONIBLE TAMBIEN EN VIDEO
Ver en Youtube


COMUNICADO # 39

AL PUEBLO DE MEXICO:
AL PDPR-EPR: 

           Compañeros del Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario, manifestamos bienvenida y optimismo por las expresiones de compañerismo que en sus comunicados recientes han difundido. Aún cuando esto haya tardado más de 10 años en florecer tras larga reflexión, pues en efecto, somos compañeros de lucha aunque esto haya sido puesto en duda por ustedes y otros en un principio.

Sin embargo, es necesario aclarar lo siguiente:

Primero: Sabemos ciertamente que la actitud de Miguel Ángel Mesino no fue ajena a el conocimiento de ustedes ni tampoco de la dirección de las FARP en su segunda etapa y sobre todo la que correspondió al llamado “combatiente Tomas” o “Héctor” como se le conoció en el estado de Guerrero, pero eso lo debatiremos de una manera discreta por medio de algunos escritos que les haremos  llegar en su momento y por vía segura.

Segundo: Públicamente, afirmamos de manera categórica que nuestro alejamiento del proyecto PDPR-EPR fue parte de un  proceso de varios meses, que da como resultado la DESCONFIANZA y el desacuerdo a los métodos de solución que había en el partido ante la disidencia que habitualmente se resolvía de una manera autoritaria y hasta violenta.  Esa es una de las razones por la cual la llamada telefónica a que hacen mención por parte del compañero Antonio fue un mandato y acuerdo del Comité Estatal de Guerrero, pues hubo por parte de ustedes un cambio de fecha y sede del encuentro que primero se pactó en diciembre de 1997  en Acapulco y que cambiaron ustedes de forma unilateral para enero de 1998 para realizarse en la ciudad de México bajo control de seguridad del Comité Central y Comisiones Nacionales. Quienes conjuntamente habían estado creando desde meses antes un clima de hostilidad a los elementos del Comité Estatal de Guerrero en ese entonces. Esta decisión unilateral nos hizo recordar cómo se solucionó la disidencia de compañeros de Oaxaca en años anteriores, por lo que decidimos no asistir a su cita. Pero el proceso no acaba ahí, sino continuó durante los meses de enero, febrero,  marzo y abril donde hubo un intercambio epistolar y hasta verbal a través de varios compañeros de ambos proyectos tratando de suavizar e incluso de llegar a acuerdos para no llegar a una ruptura irreversible, al respecto resulta lapidaria la carta que ustedes nos hicieron llegar a través del compañero Cañas donde nos exigieron deslindarnos de ustedes cambiando de nombre y símbolos, cuestión que formalizamos de manera CABAL y oficial cuando una columna nuestra le hace entrega a una comisión de ustedes de las banderas de partido y ejercito en un municipio de la Montaña de Guerrero en el mes abril de 1998. Estos hechos se registran en la memoria colectiva de nuestro movimiento con los escritos previos que hubo de uno y otro lado.

Tercero: Les aclaramos que la reunión del Charco en Junio de 1998 no fue para realizar una consulta para decidir si se iban para uno u otro proyecto, pues esa consulta la dimos por concluida desde marzo de 1998. En la reunión referida se trataban asuntos como los nuevos planteamientos de construcción del poder popular así que no confundan las cosas.  Como es del dominio público, la junta en El Charco fue detectada por el ejército federal que masacró a población civil; poco tiempo después ejercimos la autodefensa. Actualmente, a pesar de la intensa GBI lanzada contra los pueblos de la región, las comunidades bregan cotidianamente por construir un mejor presente y futuro para el país. Este es el mejor honor quizá que podría hacerse a nuestros caídos. 

Cuarto: Con respecto a la beligerancia, exabruptos, descalificaciones, etc. En efecto han existido y sobre todo tienen que ver con la dureza con la que ustedes han calificado a todos los que ya no caminamos con ustedes. Pero para creerles que ya no es una cosa lo que dicen, otra lo que escriben y otra lo que hacen: es muy necesario que se deslinden por escrito y de hecho, de cualquier sentencia de muerte en contra del compañero Antonio y de todos los demás compañeros que se han separado de su estructura pues han llegado a nosotros las noticias de todas aquellas sentencias absurdas. Las diferencias políticas son eso y nada más, deben resolverse políticamente y reconocerse mutuamente aquellos que siguen conservando la calidad de revolucionarios. Y por cierto, esto último no lo deciden solo ustedes.

Quinto: La Unidad y/o coordinación revolucionaria debe darse, ninguna organización insurgente es autosuficiente en la actualidad. Pero para empezar es necesario reconocer los errores propios y no solo juzgar los de los demás.

¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡A MANTENER LA LUCHA POR LA PRESENTACION DE TODOS LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS! 
¡A EXIGIR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLITICOS Y DE CONCIENCIA DEL PAIS!

¡POR LA UNIDAD REVOLUCIONARIA!

¡CON EL PODER POPULAR, EL PUEBLO UNIDO VENCERA!

 

Dirección Nacional del
Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente.

República Mexicana a 29 de Julio del 2009.

 

Introducciòn | Documentos | El Paliacate | Contàctanos |

E.R.P.I. 2006 La informaciòn aqui publicada es de libre distribucion, siempre y cuando la fuente sea citada.