La Sociedad Paralela: Desde Aquí, Desde Ahora, DesdeAbajo (Revista Número 00)
 
Volumen 1, Número 00, noviembre/diciembre de 2000

CARTA DE INTRODUCCIÓN

Estimados Amigos:
 
Con un saludo cordial, les hacemos llegar el segundo número de nuestra revista, que acaba de ser bautizada como: "paliacate".
Esperamos que hayan tenido tiempo para echarle una ojeada al primer número (cero) de nuestra revista. En este número (00) encontrarán crónicas sobre la lucha extraparlamentaria y sus posibilidades ante la coyuntura actual, la exigencia popular por una verdadera justicia en el caso del represor Acosta Chaparro, como también relatos sobre nuestros compañeros caídos.
 
Además, se incluye una entrevista exclusiva a nuestra compañera Aurora, actualmente presa política en Almoloya de Juárez. Como podrán ver, Aurora platica sobre el ERPI, nuestra naturaleza, algunos de nuestros principios básicos, y nuestra concepción del poder popular, algo central en nuestro accionar y pensamiento. A nuestro parecer, el neoliberalismo no ha podido y no podrá llegar a una democracia soberana y popular, tal y como se proyecta en la entrevista, por su misma naturaleza exclusiva y autoritaria.
 
Más bien, detrás de la euforia de la clase política en torno al gobierno entrante y la supuesta transición democrática, el Estado sigue hostigando psicológicamente a Aurora (Gloria Arenas Agís) y su familia como quedó expuesto recientemente en una denuncia hecha por su abogada. ¿No es suficiente que el Estado mexicano la haya torturado a ella y los demás compañeros nuestros? ¿No es suficiente los tormentos emocionales que Aurora y su familia ya sufren? ¿No es suficiente que su proceso judicial haya sido una farsa? Evidentemente, para el Estado, esto no ha sido suficiente; todavía dispone de más instrumentos en su repertorio infrahumano. Ahora, el gobierno impunemente sigue torturando psicológicamente a sus familiares, haciéndolos creer que nuestra compañera estaba siendo agredida e iba a ser operada urgentemente, exacerbando la desesperación emocional de la familia Arenas Agís.
 
Denunciamos rotundamente estas prácticas de acoso, intimidación y hostigamiento que sigue utilizando el Estado y nos sumamos como una más de las voces que exige justicia y dignidad para todos. Nosotros pensamos que solamente un amplio respaldo social popular a todos los compañeros presos políticos en el país podrá poner fin a estos actos inhumanos.
 
Mientras tanto vamos a seguir elaborando esta revista, como un arma más en el combate ideológico contra el neoliberalismo, retomando el pensamiento de José Martí: "Ser cultos para ser libres". Es más, esperamos que esta revista les sirva a todos aquellos que piensan y luchan por construir un milenio con libertad verdadera para todos, un mundo sin torturados ni desaparecidos.
 
Por último, les deseamos un feliz año nuevo a todos, aún a todos los compañeros caídos en esta lucha por un mundo mejor, porque, aunque no estén, están en nuestros corazones y pensamientos.
 
Fraternalmente,
ERPI
 
República Mexicana a 28 de diciembre de 2000
 

 
 

 

ÍNDICE 
 
 
EDITORIAL
La lucha extraparlamentaria: La posibilidad necesaria
 
MOMENTO ACTUAL
Narcomilicia y Desaparecidos: ¿Qué Tienen Que Ver Con Esta Coyuntura?
 
DETRÁS DEL PALIACATE
El ERPI de cerca: Entrevista a Aurora (agosto 1999)
 
Nuestra solidaridad con los presos de La Tablada, Argentina
 
NUESTRO PENSAR
Los Movimientos del Pueblo: Actualidad y Posibilidades
 
HACIENDO CAMINO
La sociedad paralela
Luis Alsó Pérez
http://www.rebelion.org/izquierda/lalso080800.htm
 
La Política como el Arte de Construir Una Fuerza Social Antisistémica
Marta Harnecker
http://www.rebelion.org/izquierda/harnecker_antisist011100.htm
 
TELESCOPIO
El Nuevo Levantamiento Palestino: Sus Derechos, Victorias y Sufrimientos
 
CONOCIENDO A...
ELN: Sus Orígenes, Lo que quieren, y Su Postura Ante la Coyuntura Actual
http://www.eln-voces.com y
http://www.rcc.rcc.com.ar/america_libre/default.htm
 
PINCELADAS
Poemas de Amor y Fuego
 
Comunsentimina
 
PASEOS POR EL TIEMPO
A la memoria de Benjamin Avila Blanco (Compañero Arturo)
 
Relato de los días previos a la muerte de nuestro compañero
 
Recordando a los compañeros presos en octubre del año pasado
 
MEGÁFONO
Un último llamado a proponer el nombre de esta revista
 
 
 
Dirección Nacional ERPI
 
Consejo Editorial: Ciro, Ramón, Ramiro
 
Equipo Técnico: Dionisio, Marisol, Diana, Elena
 
Consejo de Inspiración: Emiliano Zapata, Pancho Villa, Ché Guevara, Genaro Vázquez, Leona Vicario, Simón Bolívar
    Arte y Diseño: Tina Modotti, David Alfaro Siqueiros
    Política: Ricardo Flores Magón, Carlos Marx, Rosa Luxemburgo
¡CON EL PODER POPULAR, EL PUEBLO UNIDO VENCERÁ!
 
Página: http://tierra.ucsd.edu/erpi
Correo Electrónico: erpi@tierra.ucsd.edu

 

NOTA: La inclusión de todos los artículos de esta publicación es exclusiva decisión del Consejo Editorial . El criterio para la publicación es la afinidad de nuestros pensamientos y no necesariamente algún compromiso político de los autores.

IMPORTANTE: Esta revista está dirigida a todos los ciudadanos de este país, quienes tenemos derecho a la información, a la libre expresión y a ejercer nuestra libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquier materia (derechos plasmados en los Artículos 6 y 7 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos), y del mundo. Advertimos: La lectura y/o posesión de esta revista no significa militancia en nuestra organización. Por lo tanto, cualquier medida represiva es estricta responsabilidad del gobierno.


 
La lucha extraparlamentaria: La posibilidad necesaria
 
En el primer número de este órgano (aún anónimo) de formación y difusión, enfatizamos el carácter sistémico y neoliberal de la alternancia acordada entre Fox, Zedillo y la oligarquía, así como la necesidad de un movimiento autónomo y desde abajo que camine hacia la construcción del Poder Popular. En su segunda y actual edición del mes octubre (mes de golpes y esperanza) de esta revista que se propone como herramienta de cambio democrática, plural y colectiva, reiteramos nuestro indispensable impulso a y compromiso con el pueblo organizado que, por medio de sus propias formas, construye una alternativa democrática y revolucionaria a las reglas del juego político neoliberal. Subrayamos así lo necesario que es la lucha extra-parlamentaria en estos momentos.
 
Los mismos hechos están comprobando lo señalado en nuestro Comunicado 21 y por otras voces sensatas que no se fueron con la finta de la 'transición': el cambio de régimen representa el fortalecimiento del modelo excluyente por medio de un intento de legitimación y limpieza que no es más que la última maniobra de los intereses multinacionales por concentrar el poder económico en México. Fox y el nuevo régimen político promueven la profundización del programa privatizador, la continua subordinación de lo social a las exigencias macroeconómicas, una reforma fiscal que castiga más aun a los pobres y la flexibilidad laboral que esconde el intento de despojar a los trabajadores de sus derechos y formas de organización colectiva detrás del discurso de la nueva cultura política y el fin de la lucha de clases.
 
En lo político la aclamada 'transición' se caracteriza por una democracia electoral formal y la aceptación de las reglas del juego por todos los actores institucionales. Se trata del establecimiento de un sistema tripartidista diseñado para limitar al máximo la verdadera participación ciudadana y preservar la estabilidad y gobernabilidad (es decir los intereses de los grandes señores). Por un lado vemos a Fox tomando decisiones entre un reducido grupo de colaboradores y comprometiendo la soberanía productiva del país a los personeros del FMI y BM y a los magnates de Forbes. Al mismo tiempo, se hace irrefutable su pacto con el PRI caciquil, personificado por Madrazo, y la maraña de intereses que representa. El silencio 'neutral' de Fox garantiza la prolongación de la vida política de Madrazo y el triunfo fraudulento de su delfín. Fox interviene en las correlaciones de fuerzas en pugna en el PRI ya que al 'nuevo y democrático' sistema le conviene un PRI corrupto como oposición en el 'problemático' sureste del país y que defienda los intereses del salinismo-foxismo. Por otro lado, vemos a un PRD nacional que termina de domesticarse en un proceso que su dirigencia orgullosamente denomina refundación, modernización o 'terceraviabilización'. En vez de un cambio positivo, el PRD sigue alejado del movimiento social y distinguiéndose por las pugnas internas sin contenido ideológico o programático y por buscar sobre todo preservar la gobernabilidad del régimen.
 
Si bien Fox promete resolver el conflicto de Chiapas (aunque ya, ya, ya no en 15 minutos) y, oportunista, habla de esclarecer los hechos pasados del terror de Estado, no se ha comprometido a cumplir los acuerdos de San Andrés ni a modificar la respuesta policial-contrinsurgente a los agudos conflictos sociales que vive el país. Los cuerpos represivos y sus anticonstitucionales funciones, después de unos posibles cambios cosméticos, quedarán intactos. Lo que se vive entonces en México, es la combinación estratégica de la democracia de baja intensidad con la guerra de baja intensidad. Es el neoautoritarismo con fachada democrática: la gente queda completamente marginada de las importantes decisiones nacionales y cuando pretende ejercer sus derechos e incidir en la vida política nacional es apaleada.
 
Ante esta realidad, hay diversos caminos a seguir. Y con las vías de participación formales cerradas o vueltas inútiles, una forma fundamental de lucha que tiene el pueblo es la organización de la sociedad en un fuerte movimiento social extra-parlamentario. Se trata de los movimientos sociales que luchan por sus propias reivindicaciones y por la democratización general del país; de las colonias y las comunidades rurales que anteponen nuevas formas de autonomía y autogestión a la exclusión del Estado, luchando así por decidir sus destinos; de los estudiantes que siguen agrupándose para reformar el sistema educativo y asegurar su carácter social y popular; de los trabajadores que resisten las nuevas olas depredadoras para refundar una nación justa; de las víctimas del terror del Estado que presionan desde hace más de 30 años por la justicia sin negociar la memoria de sus familiares.
 
Para fortalecer esta lucha extra-parlamentaria, es menester seguir dando un impulso organizativo, siempre respetando la autonomía y actuando democrática y horizontalmente, en todos los sectores sociales. Además, se abren posibilidades de fortalecer la independencia de las bases organizadas que hasta ahora han sufrido la corporativización priista, oportunidad hecha evidente con la 'rebelión' de los funcionarios públicos. En todos los casos y ámbitos de la nueva lucha desde abajo, debe de enfatizarse formas que fomenten una cultura revolucionaria caracterizada por la rebeldía, la solidaridad, la cooperación y la corresponsabilidad. De esta forma, el pueblo cimentará nuevas relaciones sociales que podrán resistir y derrotar las nuevas iniciativas neoliberales, que plantearán la posibilidad de una sociedad más justa, que modifiquen la desfavorable correlación de fuerzas actual y que eventualmente se enfrenten al Estado para construir algo mejor. En pocas palabras, la lucha extraparlamentaria debe de ir encaminada a la sociedad paralela, a la construcción, desde ahora, del Poder Popular.

MOMENTO ACTUAL

 

Narcomilicia y Desaparecidos: ¿Qué Tienen Que Ver Con Esta Coyuntura?
Hace unas cuantas semanas apareció en los diarios nacionales la "sensacional noticia" de que habían sido capturados y puesto tras las rejas de una prisión militar dos militares de altos vuelos en las fuerzas armadas de nuestro país. Se trata nada más ni nada menos que de los generales Acosta Chaparro y Quirós Hermosillo a los cuales se les "comprobó" que estaban hasta las manitas -según el dicho popular- implicados con el narcotráfico...
Estas detenciones se suman a una buena cantidad y variedad de pájaros de cuenta que en el ejército federal están involucrados en el narconegocio. Aquí la gran pregunta burlona que nos resulta imposible no hacer: ¿Hasta ahora se dieron cuenta?
 
La continuidad contrainsurgente
Pero como ya sabemos las mañas del régimen y sus órganos de inteligencia, intuimos y casi afirmamos que este hecho no es sino petate de muerto y además sacrificio necesario de cuadros vetustos e incómodos que harían ver mal a la cacareada Reforma de Estado foxista si los siguieran sosteniendo. ¡Claro, ya no son necesarios! Por un lado la inteligencia militar se ha modernizado y ya es algo más sofisticada. Por el otro, la estrategia y orientación contrainsurgentes ya están sólidamente establecidas en las fuerzas armadas. Es indudable que los cuadros contrainsurgentes mexicanos dentro del ejército federal que se adiestraron en la lucha contraguerrillera de los años 60 y 70 así como en la gringa Escuela de las Américas (o de los asesinos) forman la actual cúpula militar, predominante desde hace más de 20 años.
Estas generaciones castrenses necesariamente se adaptan a las actuales circunstancias políticas de la alternancia derechista foxiana para continuar en el poder y con ello seguirle dando paso práctico a sus criminales enseñanzas contrainsurgentes. Sólo habría que ver los antecedentes de los actuales candidatos a dirigir la Secretaría de Defensa Nacional en la 'era' fox y sus papeles en las manifestaciones tan deplorables de la situación de los derechos humanos. Al interior de las fuerzas armadas, tenemos la manera tan patética que están tratando los casos del general Gallardo y los elementos del Comando Patriótico por la Concientización del Pueblo, actualmente recluidos en el anonimato de las prisiones militares. También salta a la vista su participación en el conflicto de Chiapas y su papel innegable en la creación y propagación del paramilitarismo en ese estado.
Por otro lado ¿qué significan las detenciones de sus cuadros militares, como el caso de los generales Rebollo, Acosta Chaparro y Quirós Hermosillo? Pues que no se trata de "la nueva política de purgar a los elementos nocivos" sino el pago de facturas y venganzas entre la cúpula militar como reflejo de la lucha de intereses de los cárteles de la droga y de las rivalidades y competencias en las más altas esferas del poder político (dos factores muy entrelazados). Pero, eso sí, todos en común tienen las manos manchadas de sangre por la violación de los derechos humanos del pueblo mexicano. Anticipamos que un gobierno emanado desde la derecha neoliberal como el de Fox no hará nada, absolutamente nada, por castigar a los genocidas y torturadores ni por cambiar la situación de dichos intereses. Se limitará a cambiar algunas caras y a reacomodar estos poderosos intereses con los que está plenamente comprometido. En otras palabras: cambiar caras contrainsurgentes por otras caras contrainsurgentes y hacer alarde del combate contra la corrupción (incluyendo fauna marina de todos tamaños) para no cambiar nada. Pero eso sí, todas estas simulaciones serán bien modernos.
 
¿Son culpables?
Los generales detenidos son culpables de eso y más. El "más" son los cientos de hombres y mujeres desaparecidos, torturados, encarcelados injustamente o simplemente asesinados en las ciudades, en el campo, en caminos vecinales y en carreteras. Existe un amplio sector policiaco y militar que no desea que los crímenes antes mencionados figuren como delitos por el que deben ser juzgados. El caso de Fernando Gutiérrez Barrios (uno de los mayores cuadros contrainsurgentes) es emblemático. Durante toda su carrera política y por todas las vías se le negó someter a juicio contando incluso con el aval de oposición parlamentaria domesticada. Ahora, intocable aun en la muerte, se entierran con él una gran cantidad de información sobre los casos de violaciones a los derechos humanos y la operación de los aparatos represivos que las cometían (y cometen). Y el nuevo régimen político no hará nada por recuperarla. A ver si entendemos: según la lógica del régimen político, jurídico y militar, es más condenable y monstruoso formar pieza de una banda de narcotraficantes que ser genocida y torturador. La lógica de la verdadera justicia señalaría que deben ser juzgados y condenados por todos y cada uno de sus delitos. Ya veremos que dice la contradictoria lógica foxiana disfrazada de Reforma de Estado que no parece interesarse por la verdadera justicia.
¿Cuántos desaparecidos y torturados tienen en su récord estos generales, el ejército federal y los cuerpos policíacos del país? Sólo ellos lo sabrán, si no han perdido la funesta cuenta. Lo condenable es que la nueva administración no lo investigará en la escala debida, es decir todas sus dimensiones. Es más, la continuidad que le dará a la estratega estatal contrainsurgente sólo logrará exacerbar el problema de las violaciones a los derechos humanos.
 
Fraude en Tabasco y la nueva era democrática
Mientras que la respuesta represiva y contrainsurgente queda intacta como respuesta a la problemática social del país, en el sureste se repiten escenas típicas de los 70 años priistas. En Tabasco, en plena 'transición democrática' el PRI madracista recurrió a sus viejas prácticas fraudulentas para mantenerse en el poder y prolongar su influencia en la política nacional. Y todo parece indicar que la voluntad del pueblo será una vez más burlada y que Madrazo se quedará con su 'victoria'. El resultado final de esta impugnada contienda no dependerá en última instancia de la decisión del Tribunal Federal Electoral sino de los arreglos por debajo de la mesa de los actores del renovado sistema de partidos.
Se escuchan algunas voces, entre ellas algunas de personeros perredistas que parecen no entender muy bien lo pactado, denunciando lo que llaman un paso hacia atrás y contra las corrientes democratizadoras que vive el país desde el 2 de julio. Lo falaz de estas alocuciones es que presupone que tales fraudes realmente van en contra de las reglas del nuevo régimen político. Bajo esta nueva forma de mantener y fortalecer el modelo socioeconómico, si bien se desechó al PRI como partido de Estado, este y sus métodos de control antidemocráticos siguen siendo muy útiles para el sistema. Para proteger los intereses neoliberales de la voluntad y los reclamos del pueblo, el PRI, en su reencarnación opositora y con máscara socialdemócrata y populista sigue siendo muy instrumental. Y todos los partidos están implicados: hasta el PRD no se salva de culpas. Este armará un pequeño escándalo pero al final le entregará la gobernatura a Madrazo; entre sus corrientes y tribus hay quienes prefieren a Andrade que a Ojeda sencillamente por no querer que se fortalezca la presencia de López Obrador en el partido. De esta forma se consolida y legitima un nuevo sistema partidista que en el fondo preserva una serie de oscuros intereses orgánicamente ligados a los poderes del gran capital que domina el modelo actual.
 
Bueno, ¿y entonces la narcopolítica qué?
Así las cosas, los cuadros de la narcopolítica incrustados en los diferentes partidos políticos se adecuarán y se reacomodarán: ya se habla de la posibilidad de crear nuevos partidos haciendo mezclas inimaginables entre sectores del PRI, PRD y el PAN que darían como resultado varios partidos políticos nuevos rebautizados o con las mismas siglas. Cabe esperar se acomoden diferentes personajes que bien ocultos tienen sus intereses de protección a los narconegocios. Por supuesto presentarán nuevos discursos político-ideológicos: se 'modernizarán' los antiguos discursos para montar pantallas que oculten las viejas prácticas clientelares y corruptas de las cúpulas partidistas.
 
Lo que busca imponernos el nuevo régimen político: más de lo mismo
Por lo pronto se avecinan en lo inmediato la necesidad de afrontar la nueva ola neoliberal privatizadora, ahora de apellido foxista-panista, contra los sectores energéticos como la electricidad y el petróleo. La antipopular reforma fiscal implica entre otras medidas el gravar con el IVA medicinas y alimentos. Nos enfrentamos además a la ilegal e inmoral política de flexibilidad laboral con la que se pretende poner de rodillas y de "a pechito" a la pisoteada clase trabajadora mexicana del campo y la ciudad con la ayuda de las centrales corporativas. Estas afinan sus tarifas de servicio, pero ahora al gobierno panista. El ejemplo más claro de los nuevos embates contra el pueblo trabajador es la designación del reaccionario empresario Abascal al frente de la Secretaría del Trabajo. ¡Vaya "neutralidad" que le depara a la clase trabajadora!
Sin embargo no todo pronosticamos será negativo, pues será un buen momento de que los líderes sociales se hagan protagonistas colectivos de las aspiraciones comunitarias y de sus organizaciones y que agrupados en partidos políticos o no, se manifieste un avance organizado de los movimientos sociales. Ya veremos como a lo largo de este primer año de gobierno foxista este fenómeno se irá dando.
 
Una alternativa: mucha, muchísima voluntad y lucha política
Ante estos graves, anti-populares y neoautoritarios acontecimientos, ofrecemos una serie de opiniones e iniciativas. Recientemente mucho se ha escrito sobre la guerra sucia de los años 70. Pero acá en el ERPI bien sabemos que esta "sucia" barbarie no se ha limitado a ésa década sino que ha continuado dicha práctica hasta cada día nuevo que va ocurriendo. El temible riesgo ahí está, latente para cualquier ciudadano.
En nuestro ERPI, como uno de los principales herederos de las luchas, la historia y combatividad del Partido de los Pobres, nos hemos comprometido ante nuestro pueblo en el guerrerísimo estado de Guerrero a sostener hasta las últimas consecuencias colectivas e individuales la lucha reinvindicativa por la presentación y esclarecimiento de la verdad histórica de todos, absolutamente todos, los detenidos-desaparecidos por la policía y el ejército federal desde la década de los sesentas hasta la actualidad. Mientras esto no se haga realidad se continuará con la lucha en todos los terrenos de la vida política, social y militar en la medida de nuestras posibilidades. Desde nuestras trincheras nos sumamos a las iniciativas de la izquierda parlamentaria y de las organizaciones políticas y sociales extraparlamentarias en diferentes partes del país y que en la actualidad inicia por la exigencia por la libertad de todos los presos políticos y de conciencia que hay en nuestro nación. Dicha demanda se expresa pública y crecientemente en diversos foros y ámbitos de la vida política nacional. Es importante reconocer en este marco la lucha e iniciativas que han emprendido las "doñas" de Eureka desde hace tantos años, así como los esfuerzos de los diversos comités por la presentación de los desaparecidos.
Una posible solución para contribuir a cerrar esta enorme herida de nuestro pueblo está en la conformación de una verdadera Comisión de la Verdad que tenga como principales elementos éticos la imparcialidad y la justicia, que tenga un auténtico peso moral y de credibilidad socialmente aceptable y que cuente con una genuina y directa participación y con el aval del pueblo. Sólo así se cultivarían señales de confianza y comenzaríamos a creer que se inicia por un buen camino un gobierno diferente a los anteriores. Al no darse ésta situación, sólo se incubaría un escalamiento del conflicto social y el armado internos.
Dentro de la sociedad civil se perciben a la vez que se necesita una serie de cambios que tienen que ver con su clara y enérgica autonomía en relación con los partidos políticos y autoridades gubernamentales. Dicha sociedad civil, según vemos, se encuentra en una situación de lucha entre tendencias que buscan una nueva independencia y las que buscan la neocorporativización de movimientos y organizaciones a los nuevos "jefes". La resolución de esta tensión dependerá de una adecuada articulación del movimiento democrático-revolucionario que se imponga en esta lucha de tendencias para favorecer el ejercicio de la soberanía popular.
El papel que el ERPI puede tener en ésta última cuestión, es decir en la promoción del real poder ciudadano en las grandes decisiones del país, será de acuerdo con la amplitud y claridad con que seamos capaces de llegar a los diferentes sectores sociales y por todos los rincones de la geografía nacional. Una herramienta útil será el ir contribuyendo a la creación de un fuerte bloque antineoliberal que sobre todo genere una conciencia de la necesidad de cambiar al régimen socioeconómico y no sólo las caras de un gobierno.
(Ir arriba)

DETRÁS DEL PALIACATE 
 
El ERPI de cerca: Entrevista a Aurora (agosto 1999)
 
Fragmento a la entrevista hecha en agosto de 1999 a la compañera Aurora, miembro de la Dirección Nacional del ERPI, actualmente presa en Almoloya de Juárez.

 

REPORTERO: Coronel Aurora ¿nos podría decir qué es el ERPI?
Aurora: El Ejercito Revolucionario del Pueblo Insurgente es una organización revolucionaria mexicana que lucha por un cambio profundo, en el aspecto político, por una democracia verdadera, construyendo el poder popular. Un cambio profundo también en al aspecto económico-social que se refleja en la justicia social e igualdad, al tiempo que se ejerce la autodefensa. El ERPI impulsa el ejercicio de la autodefensa por el pueblo mismo. Somos una organización relativamente joven pues tenemos un año y medio de habernos conformado aunque algunos de sus militantes tienen más tiempo de participar en la lucha política.
R: ¿Es entonces el ERPI, una organización de autodefensa?
A: Sí, puede decirse que el ERPI sí es una organización de autodefensa aunque no entendida únicamente como una actividad militar, sino como una actividad que se extiende a los ámbitos político, social, económico, cultural. Por ejemplo: cuando decimos esto, nos referimos a que la autodefensa es necesario ejercerla para defender las formas de producción campesinas, comunitarias, para defender el poder popular creado y construído ya sea en las organizaciones urbanas o en el campo, en las comunidades, para defender los recursos naturales de los pueblos, como se ha dado con el agua o con los recursos forestales... Nosotros entendemos todo esto como una autodefensa integral, que se ejerce da manera activa no pasiva, o sea que no busca eludir solamente las agresiones sino que busca evitar las agresiones futuras, y que ensaya formas de organización y de lucha que permiten construir formas alternativas de vida, de organización y desarrollo y que suman todas estas un proyecto de sociedad.
R: ¿Cuáles serían los principios fundamentales del ERPI?
A: Nuestro principio fundamental gira en torno a la construcción del poder popular, porque este es nuestro objetivo. Pero al mismo tiempo también es nuestro método porque constituye nuestra manera de decidir, de tomar las decisiones, esto es, se toma en cuenta lo que el pueblo decide. También es para nosotros un parámetro, pues si lo que hacemos sirve para fortalecer y construir el poder popular consideramos que está bien, si lo debilita consideramos que no va por buen camino. El poder popular también lo debemos de construir en el aquí, en el ahora y desde abajo. Esto quiere decir: en todo lugar, ahora mismo, no esperando hasta el triunfo, el poder popular se debe de ir construyendo ahora mismo precisamente, y desde abajo. Es por toda la base, por los pueblos y no como una dádiva dada por una dirigencia o desde el poder.
Bueno, otro principio fundamental también es nuestro compromiso con el pueblo. Esto quiere decir que la organización, que quien participa en la organización revolucionaria, su compromiso principal no es con ella, no es con un partido sino con el pueblo mismo. Esto quiere decir también que en el momento que una persona considere que en la organización en la que milita no representa ya los intereses del pueblo puede salir de ella.
Otro compromiso para nosotros fundamental es el humanismo. Esto quiere decir que nosotros no creemos que el fin justifica los medios, pues fines buenos y honestos necesitan de medios buenos y honestos para el pueblo. Parece paradójico que una organización armada esté hablando de humanismo pero nosotros creemos que es necesario humanizar la guerra; esto es, seguir una estrategia adecuada, una táctica adecuada, y tratar de que el costo de la guerra sea lo menor posible. Ponemos también muy en alto el valor de la vida humana, esto nos obliga a seguir una ética, una moral revolucionaria que tiene como centro el humanismo. Por ejemplo creemos que la verdad debe de ser un principio fundamental; debe de hablarse con la verdad, no tratar de engañar, no tratar de aparentar, no justificar crímenes o errores o después mentir para justificarlos o para ocultarlos.
Otra cuestión muy importante para nosotros es que la relación entre nuestros militantes y la relación de nosotros los revolucionarios hacia el pueblo debe de ser una relación humana, pues los compañeros no somos máquinas que sigan automáticamente y maquinalmente órdenes, sin tomar en cuenta su situación, sus inclinaciones. Otra cuestión importante de esta relación humana es el valor que damos al individuo dentro de la colectividad, esto quiere decir la diversidad dentro la unidad, el no pretender que todos piensen igual, que todos se comporten igual.
Otro principio básico para nosotros es la democracia pues aparte de ser considerada como un objetivo de nuestra lucha, es también una condición para ella - porque no creemos que pueda conquistarse la democracia sino se ejerce ya, desde ahorita en la lucha misma.
R: Coronel Aurora ¿Se considera el ERPI una organización de vanguardia?
A: No, desde luego que no. Nosotros hemos roto con la concepción de una organización vanguardista que debe de ir adelante del pueblo guiándolo, nosotros pensamos que debemos de ir junto al pueblo. No creemos que al pueblo se le deba de dar órdenes sino que estas se deben de dar el mismo pueblo. No creemos que seamos los iluminados que todo lo saben, que tienen todas las alternativas ya elaboradas que el pueblo debe de seguir, sino que intentamos buscar junto con el pueblo el camino que habremos de seguir todos.
R: Cuándo usted habla de los objetivos del ERPI no menciona la toma del poder ¿Acaso no es ese su objetivo?
A: Precisamente ese es el caso, no luchamos por tomar el poder, si es que entendemos por tomar el poder el que se tome por la organización revolucionaria y creer que basta con derribar al régimen actual e instalar uno nuevo encabezado por esa organización para que se solucionen todos esos problemas del país. Mas bien lo que queremos es construir el poder del pueblo, que quiere decir que el pueblo se mande a sí mismo, que ese poder de decisión que hoy se encuentra tan concentrado en manos de una minoría quede en las manos del pueblo, difuminándose y repartiéndose de las múltiples organizaciones que el pueblo puede construir para gobernarse.
R: ¿Cuál es su fuente ideológica?
A: Preferimos hablar de vertientes, pues no creemos que para el proceso de cambio en México haya una ideología ya elaborada en su totalidad que todos deban de seguir excluyendo a quienes no crean en ella. Lo que sí tenemos es un cuerpo ideológico común donde existen diferentes formas de pensar.
Por ejemplo, en este cuerpo ideológico común retomamos aspectos básicos del marxismo pero no como un dogma sino como una herramienta de análisis. Cuando decimos aspectos básicos de marxismo nos referimos a que no retomamos todo el marxismo pues hay planteamientos divergentes y porque la realidad misma nos muestra que puede haber otras alternativas. Y nosotros debemos de ver esos planteamientos diferentes y esa realidad misma, no cerrar los ojos a ella. También retomamos los planteamientos de otros teóricos y revolucionarios, de otros tiempos y de otros lugares, en este sentido renunciamos a cualquier 'ismo', como leninismo, maoísmo, trotskismo, a ser catalogados como de cualquiera de estas corrientes pues nosotros retomamos un poco de cada uno de ellos pero no todo. 
También otra vertiente para nosotros es la experiencia y los planteamientos de los principales personajes que han realizado el cambio en nuestro país, en las distintas épocas. Principalmente retomamos los planteamientos de Morelos, de Juárez, de Villa y de Zapata, y principalmente nos basamos en la realidad de nuestro país. Esto quiere decir que los planteamientos de todas las personas que nosotros recogemos, las experiencias de otros países las retomamos solamente si concuerdan con nuestra realidad, si no concuerdan pensamos que no es correcto quererlas aplicar en estos momentos en nuestro país.
R: Bien, ¿Y por qué el ERPI eligió de entre las diversas opciones posibles la lucha armada, o acaso es esa la única posible?
A: Es cierto que en las condiciones de México actual son posibles diversas opciones para luchar por la democracia y nosotros como individuos podemos optar por algunas de las formas pacíficas o por la lucha armada. Recordemos que nosotros proponemos un cambio profundo que abarque tanto el aspecto económico como el aspecto político y el aspecto social; esto quiere decir que un cambio desde arriba, desde el poder no podría ser con la profundidad necesaria, sino que sería superficial de acuerdo a los intereses del poder mismo. Entonces, para lograr un cambio más profundo es necesario un esfuerzo común, que conjunte la lucha pacífica y la lucha armada. Entonces esta forma de lucha es necesario que la realicemos, seamos nosotros o sea otra organización u otra gente. La autodefensa armada, la lucha armada es una forma de defenderse ante los asesinatos y las masacres que se realizan contra el pueblo, la lucha armada es un complemento necesario de todas las formas de lucha y nosotros consideramos que no se excluyen, que la lucha pacifica no excluye a la lucha armada ni la lucha armada a la lucha pacifica, sino que se complementan, pues una sola de estas no es suficiente para el cambio que requiere nuestro país.
R: En México se está a un año de que se realicen unas elecciones que han despertado grandes expectativas en diversos sectores del mundo de la política, pues parece más posible que nunca la derrota del partido que durante 80 años ha gobernado su país ¿Qué valor atribuye el ERPI entonces a la lucha electoral en general y en particular en esta coyuntura?
A: En general consideramos que la lucha electoral es una forma totalmente válida, completamente necesaria, a través de la cual pueden lograrse importantes cambios en la vida nacional. Ahora bien, en las actuales condiciones no es una garantía de cambio por sí sola pues desde el régimen se pueden realizar gran cantidad de maniobras que permitan la continuidad del régimen. Puede irse desde el fraude hasta la manipulación de la voluntad popular por medio del chantaje, del engaño, de la compra de voto, como se ha hecho ya en varias ocasiones recientemente. Por eso es que consideramos que el valor de la lucha electoral en general depende de la capacidad del pueblo para desarrollar un amplio movimiento social y una lucha armada que puedan servir de respaldo, de alternativa y de complemento a este esfuerzo electoral. Decimos de respaldo para que puedan apoyar la lucha por la defensa de los triunfos electorales, de alternativa para que ante el fracaso de una forma las otras se pueden utilizar y de complemento para el avance del conjunto. Bueno, decimos de complemento porque el avance del conjunto depende de cada una de ellas.
Desde luego que nosotros consideramos que aún cuando en la presente coyuntura un partido de oposición ganara las elecciones no significa que ese sea el único cambio que se necesita, pues en última instancia se puede dar lugar a un cambio cosmético o superficial por el que bajo otra apariencia se encuentre subyacente la misma antidemocracia o el mismo clientelismo o el caudillismo o las mismas maniobras con las que se puede seguir imponiendo al pueblo la voluntad de unos cuantos. Por eso la lucha no es solamente contra el régimen sino contra los vicios que desde diferentes posiciones y aún dentro de los mismos partidos políticos se reproducen los vicios del sistema, situación que es muy posible dado que las formas de hacer política a nivel interno están dejando mucho que desear con los fraudes internos, con las maniobras para imponer candidaturas, etc. Por eso hablamos de que lo que se necesita es construir el poder popular.
R: Se habla de un incremento de la militarización en México especialmente en el sudeste. ¿Nos puede platicar de la situación tanto en las comunidades en donde tienen alguna influencia como en otras partes del territorio nacional?
A: Bueno, algunas zonas del país han estado militarizadas permanentemente desde los 70´s, como Guerrero. Sin embargo a partir de 1994 con el levantamiento zapatista se produce una nueva oleada de militarización que abarca ahora nuevas zonas en particular el sureste del país, como Chiapas y algunos estados del área como Hidalgo, Oaxaca, Michoacán y desde luego Guerrero. Esta militarización ha producido graves efectos, los más notables, los más conocidos por su gravedad son las masacres, por ejemplo podríamos citar la de Aguas Blancas donde murieron 17 campesinos, la del Charco donde murieron 11 indígenas, la de Acteal con 45 víctimas (esta matanza perpetrada por paramilitares en complicidad con los cuerpos policiacos y el ejército) y también la masacre de El Bosque. Estos son los casos más conocidos pero hay una multitud de casos a los que no se les ha dado la suficiente difusión y que por ser tan frecuentes se ha tratado de que se vean como algo normal, como un costo de la militarización que debemos de aceptar. Y son los asesinatos de una o dos personas los que se dan con cierta regularidad, el cateo de las casas, de las viviendas campesinas cuando llega el ejército y entra con violencia y sin ninguna orden, donde golpea a las familias, donde llena de terror a las mujeres y a los niños. El secuestro de dirigentes o de personas que el ejército considere sospechosas los llevan a torturar, la mayoría de ellos son torturados por horas o por días y luego los sueltan pero algunos han sido desaparecidos permanentemente. Otro efecto muy grave es el de la violación de mujeres sobre todo en las zonas indígenas. Mientras tanto, los autores intelectuales y materiales se encuentran en libertad; en cambio, las víctimas o los dirigentes campesinos o quienes se han atrevido a denunciar esto y a luchar por los castigos de los culpables, los vemos que se encuentran presos, unos han sido ya hasta sentenciados a varios años de cárcel. Otro daño que tal vez no se ve pero que es grave, no sabemos hasta donde, es el daño psicológico permanente que es individual en las víctimas y también es en colectivo en las comunidades. Por ejemplo, las mujeres no pueden ir a lavar su ropa, no pueden salir a recoger leña, los campesinos no pueden ir a atender sus parcelas porque saben que el ejército en cualquier rato los puede detener, los puede torturar, a ellas las puede violar; entonces, es un temor permanente que tienen ellos.
R: La prensa ha dado mucha atención a los rescates bancarios en México y al Tratado de Libre Comercio entre México, Canadá y Estados Unidos ¿Cuáles han sido los efectos de estas prácticas para el pueblo mexicano?
A: Bueno, el tratado de libre comercio ha provocado un descenso en el nivel de vida en general. Por ejemplo, en el campo hay ahorita una gran descapitalización, un descenso de la producción, un gran endeudamiento de los productores que prácticamente los vinieron a quebrar. Todo esto viene a resultar en que nuestro país no sea ni siquiera autosuficiente en materia alimentaria. Incluso el maíz, que es nuestro producto básico de consumo, se tiene que importar. En general lo que provoca son carteras vencidas, pero masivamente, una quiebra de la micro empresa. Desde el gobierno, se nos quiere vender la idea de que con el TLC se ha beneficiado la economía del país, pues ha aumentado las exportaciones. Nosotros vemos que esta es una verdad parcial solamente, pues efectivamente con el TLC, un pequeño grupo de empresarios exportadores son los que se han venido beneficiando pero la inmensa mayoría de productores se les ha hundido más en la quiebra. O sea el avance de unos cuantos a sido a costa de la inmensa mayoría, esto viene a resultar en el aumento de las diferencias sociales, hay un mayor contraste social.
R: Con el agotamiento de las luchas armadas en Centro América y debido a otros factores internacionales ya casi nadie esperaba que surgieran otras luchas armadas ¿Qué postura tiene el ERPI con respecto a otros movimientos armados en América Latina y en el mundo? ¿Cómo compararía estas luchas con la de los años 70´s y 80´s?
A: Bueno, en primer lugar la lucha armada no es una moda que en un momento está vigente, está de moda, y en otro momento hay que dejarse porque ya pasó de moda. La lucha armada corresponde a las necesidades de cambio de nuestro país al menos. En otros países entendemos que han enfrentado vicisitudes diferentes y que sus organizaciones han concluido que la lucha armada no es necesaria, creemos que esto puede ser válido y corresponde a las condiciones propias de esos países. Pero en México es completamente necesaria la lucha armada si estamos hablando de cambios profundos. Las luchas armadas actuales en distintos países de América Latina sobre todo, tienen una diferencia con las que se dieron en décadas pasadas. Como bien dice James Petras, ha habido tres oleadas. Por ejemplo, ...recordemos las guerrillas de los 60´s. El objetivo era el socialismo, incluso el modelo soviético de socialismo; ya para la década de los 80´s el objetivo venía a ser en general contra las dictaduras que se fueron imponiendo en distintos países. Y ya en la época de los 90´s se trata de recuperar la Soberanía Popular, el objetivo viene a ser la democracia, pero una democracia desde abajo, construyendo el poder popular y en algunas el socialismo pero como transición. O sea una transición hacia el socialismo y tal vez no directamente como se planteaba en los 60´s.
En cuanto a las formas de organización internas de las organizaciones armadas también ha habido diferencias. En la década de los 60´s era más centralista, era más unipersonal la dirigencia, era caudillista; en la década de los 80´s aún sigue siendo burocrática. La dirección pasa a ser más colectiva y en década de los 90´s ya es francamente más colectiva, ya es menos burocrática, se caracteriza por ser más democrática la misma organización. En cuanto a método, podemos hablar que en la época de los 60´s había una confrontación abierta y directa entre la lucha pacifica y la lucha armada, entre la lucha electoral y la lucha anti-electoral o que se negaba a utilizar la forma de lucha electoral y que rechazaba a los partidos políticos legales abiertamente, considerándolos incluso como enemigos. En la década de los 80´s ya hay un acercamiento entre estas dos formas de lucha y actualmente en la década de los 90´s ya hay una comprensión de conjugar estas dos formas de lucha y que estas dos formas de lucha se complementan. Y esto se refleja en la doble militancia que tienen muchas bases, que al mismo tiempo que participan en un partido político y que ejercen la lucha electoral, también participan en una organización armada y ejercen la lucha armada y al mismo tiempo pertenecen a un movimiento social, pertenecen a una organización social y luchan por proyectos y por su desarrollo económico.
Nosotros podríamos decir como conclusión que actualmente las organizaciones armadas no son tan radicales en su planteamiento, que no hay una confrontación entre las formas de lucha, pero que sí se es más radical en el cambio que se propone porque va más allá de lo que se diga de palabra, va más allá incluso del nivel macro social y abarca el nivel micro social, como al cuestión de los géneros, centra su propuesta contra el autoritarismo y diversas formas de dominio que antes no se contemplaban. Entonces, podemos decir que aún cuando el lenguaje no sea tan radical si se es radical en la propuesta.
(Ir arriba)

 
Nuestra solidaridad con los presos de La Tablada, Argentina
 
Es un hombre que no se alimenta
Que no se acobarda, que quiere vivir.
¿Cuál es su bandera? ¿Un derecho puro,
una idea vieja o un ideal profundo?
En su camino, en su camino
Que los llevó a levantarse, están construyendo
Un sentido más
Que es bandera de un pueblo que
Quebranta la parte oscura
De un imperio que se muere.
(fragmento de una canción compuesta por un compañero dedicada a Bobby Sands, militante del Ejército Republicano muerto en una prisión británica el 5 de mayo de 1981 despuésde 60 días de huelga de hambre. Fue el primero de 10 prisioneros que dieron republicanos que así dieron sus vidas.)

 

La ley es tela de araña,
En mi ignorancia lo explico.
No la tema el hombre rico;
Nunca la tema el que mande,
Pues la ruempe el bicho grande
Y solo enrieda a los chicos.
Es la ley como la lluvia:
Nunca puede ser pareja.
El que la aguanta se queja,
Pero el asunto es sencillo:
La ley es como el cuchillo:
No ofiende a quien la maneja.
Le suelen llamar espada,
Y el nombre le viene vien:
Los que gobiernan ven
A dónde a de dar el tajo;
Le cái al que se halla abajo
Y corta sin ver a quién.
Fragmento de Martín Fierro
Autor José Hernández

 

A Roberto Felicetti, Fray Antonio Puigjané, Caludia Acosta, Enrique Gorriarán, Ana María Sívori, Isabel Fernández, Paz Miguel Aguirre, Carlos Motto, Claudio Rodriguez, Claudio Veiga, Luis Díaz, Gustavo Mesutti, José Moreira, Dora Molina, Miguel Falduti, Daniel Gabioud, Juan M. Burgos, Carlos Abella, Presos Políticos de la Tablada.
 
Estimados compañeros:
 
Reciban por medio de esta carta un caluroso y fraternal abrazo lleno de admiración y apoyo. Los militantes del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente queremos manifestarles nuestra solidaridad con sus luchas y expresar lo correcto que las consideramos. Pero más allá de estas coincidencias, como revolucionarios, como ciudadanos de la Patria Grande y sencillamente como seres con básicos sentimientos humanos, sentimos la necesidad de unirnos a sus reclamos por la justicia en sus casos.
En el ERPI, nos hemos informado de su situación a lo largo de los últimos once años. Más recientemente, enterados de lo crítico que está se ha turnado, nuestra indignación ante los vejámenes judiciales que sufren y las fatales consecuencias que pudieran provocar nos obligan a alzar nuestra voz con profunda vehemencia.
Clamamos por sus vidas; pero por vidas plenas de justicia y dignidad. Sentimos que sus sacrificios hasta ahora y cualquier sacrificio futuro que la circunstancias les exija no han sido y no serán desperdicios de la historia. Al contrario, su firmeza y consecuencia con sus principios e ideales son ejemplos para todos los que luchamos, sin importar la forma escogida, por una nueva sociedad igualitaria y democrática. Desde estos lejanos paisajes, apreciamos el significado de su lucha.
Al atacar el regimiento de la Tablada, ustedes luchaban en contra del autoritarismo. En contra del regreso de esa sombra nefasta de la dictadura que volvía a extenderse buscando oscurecer la frágil democracia que el pueblo argentino, gracias en gran parte a las vidas y esfuerzos de sus compañeros y ustedes, había conquistado. Se enfrentaban a la reimposición de un sistema injusto, inhumano y que concentra el poder en pocas manos, manos mafiosas, merodeadoras, manchadas de sangre. Y la realidad actual, marcada por la polarización social, la corrupción, la impunidad y la preservación del poder de la maraña de intereses político-militares-empresariales, demuestra que su rebeldía crítica y honesta fue, y es, legítima.
Desde acá, donde los luchadores sociales sufren injusticias análogas, comprendemos que es por estos mismos ideales y desafíos al sistema dominante que los reprimen y les niegan un justo trato jurídico. Tales aberraciones son más evidentes al considerar la asimetría en la impartición de justicia: mientras que ustedes fueron desaparecidos, asesinados y torturados y ahora permanecen en cautiverio, los genocidas, los desaparecedores, los asesinos y los torturadores gozan de plena libertad, amparados en los indultos presidenciales y las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. Los mexicanos vivimos esta dispar e invertida situación de cerca: aquí mismo se instalaba un bestial torturador pretendiendo, con el respaldo de nuestro 'democrático' regimen, continuar beneficiándose de su impunidad y pillaje en negocios ilícitos, y ahora, otra vez asistido por el régimen, busca recobrar la libertad.
De igual forma que pedimos el castigo a Cavallo, y por todas estas razones, exigimos justicia en los casos suyos. El ERPI conmina a que, respetando la Constitución argentina y en cumplimiento de los convenios internacionales adoptados por el Estado, se acate la recomendación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Así, nos sumamos al clamor mundial por su libertad inmediata y por el derecho a un nuevo juicio imparcial y sin irregularidades, sin más dilaciones cómplices ni maniobras leguleyas incompletas. Además, exigimos justicia y reparaciones en los casos de los 9 compañeros asesinados y los 3 desaparecidos tras el enfrentamiento. La gloria y el ejemplo de su entrega siempre estarán en nuestra memoria.
Finalmente, queremos dejar muy en claro a quienes responsabilizamos de cualquier desenlace trágico (o más trágico aún que los ignominiosos años que han sufrido cárcel y persecución). Responsabilizamos al gobierno actual y a los anteriores de Argentina. Responsabilizamos a los partidos políticos que arrastran sus pies o se desentienden de este vergonzoso episodio. Responsabilizamos a los sectores de la sociedad civil argentina y de otros países que han callado ante esta afrenta. Por último, responsabilizamos a todos aquellos que promueven a través del mundo este modelo inherentemente excluyente, anti-democrático e inicuo y que defienden un sistema que castiga a los éticos luchadores que anhelan un mundo más humano y equitativo. A estos, la historia los condenará a una pena genuinamente legítima: el no poder mirar sus hijos a los ojos por haber permitido la muerte de seres nobles y loables.
Alentándolos a seguir luchando y exigiendo que se les respete el derecho a una vida justa y digna, se despide respetuosa y afectivamente,
Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente
República Mexicana a 7 de noviembre del 2000
(Ir arriba)

NUESTRO PENSAR  
  
 
Los Movimientos del Pueblo: Actualidad y Posibilidades  
                            Gavroche  

 

INTRODUCCIÓN:  
Después de las elecciones del 2 de julio, tres fenómenos respecto a la vida política y social del país se mostraron con plena claridad.  Primero, resultó evidente que el país vive un cambio de régimen político (no así económico). Si bien la anunciada transición era lo más ajeno a la realidad, la alternancia es un hecho y más importante aun, se acaba el sistema de partido de Estado.   Segundo, con toda su demagogia charlatana y chafa, es indudable que ha llegado al poder un presidente neoliberal conservador con tareas claramente asignadas por la oligarquía y el capital financiero internacional. Tercero, a nadie le escapa que la 'izquierda' electoral, puntualmente el PRD, sufrió una derrota estremecedora que vino a cuestionar sus bases estratégicas y metodológicas y sus prácticas políticas. 
Si estos tres acontecimientos nos resultan claros, el panorama político en su conjunto es bastante complicado. Además, la nueva coyuntura deja muchos espacios y posibilidades por definir. El reacomodo del sistema partidista y el desempeño de las fuerzas armadas en la nueva etapa contrainsurgente son un par de interrogantes que, si bien contamos con algunos indicios, no sabemos con exactitud como se desarrollarán.   Está compleja conjunción de circunstancias complica sobre todo el estado en que se encuentran los movimientos sociales mexicanos. Ante la nueva realidad surge una serie de preguntas respecto al movimiento de masas.   ¿Se intensificará y se radicalizará? o ¿buscará un arreglo con el nuevo régimen neoliberal? ¿Continuará disperso y fragmentado? o ¿se encaminará hacia una mayor coordinación y unidad que permita supera su atomización actual? La nueva coyuntura presenta una tensión en el movimiento social con fuerzas que jalan en distintas y a veces contrarias direcciones, fuerzas impulsadas por las partes que se oponen en el marco del nuevo régimen. Son problemas que el movimiento democrático-revolucionario tienen que plantearse y empezar a resolver. El ERPI tiene la obligación de entender la nueva dinámica del movimiento social si pretende influir en la política nacional de tal forma que se vayan juntando los esfuerzos antineoliberales por la democracia y la justicia social.   Para acercarnos a estas interrogantes, se examinará la situación del movimiento obrero, del movimiento campesino y del movimiento de colonos en la coyuntura actual para sacar algunas conclusiones que pueden guiar nuestro trabajo de construcción en el sector 'masas'.[1
 
EL CONTEXTO  
Existen varias tendencias ilustrativas del nuevo momento que se vive.   El primero asombra por su candor y grosera conspicuidad. Se trata de la carrera de algunos dirigentes obreros para ponerse al servicio de Fox.   Todo México apreció a Victor Flores, charro petrolero, a Elba Esther Gordillo, charra magisterial (y magistral) y a la Güera Rodríguez Alcaine, 'cuñado de los periodistas' y charro por excelencia, moverse ansiosamente y con un renovado entusiasmo en estos trajines.   Al mismo tiempo, se desarrollan 'agitaciones' más prometedoras. En las ciudades, las bases del sindicalismo oficial dan señales de una nueva autonomía desde abajo. Es el caso de 'la rebelión' de los burócratas. En el campo, también se percibe la continua y creciente movilización de las comunidades, muchas veces indígenas, en defensa de sus intereses y autonomía.   El levantamiento colectivo de Metlatónoc, Guerrero, para exigir el respeto a sus costumbres y formas de organización y la desmilitarización de la zona no deja la menor duda sobre esta cuestión.   Por último, tenemos los trágicos acontecimientos de Chimalhuacán a la vista. Ese choque 'fratricida', caracterizado por una violencia desmesurada y sin sentido alguno, demuestra los peligros de descomposición en el Movimiento Territorial del PRI (antes CNOP) que acompañan el fin del partido de Estado. Tomados en su conjunto, estos hechos, ocurridos tan sólo en los últimos tres meses, sintetizan las posibles direcciones en que pueden avanzar los movimientos sociales en estos momentos. Por un lado, existe la posibilidad de un nuevo corporativismo acompañado por un alto grado de desorden y fragmentación. Por el otro, existe la más alentadora posibilidad de una nueva ola de lucha extra-parlamentaria en la que los movimientos sociales conquisten una mayor independencia, ejerzan una mayor combatividad y se sumen, de manera coordinada, a la lucha más amplia por el cambio social y la auténtica democracia. A la ecuación habría que agregar otro factor importantísimo: la presencia cada día en ascenso de los movimientos democrático-revolucionarios (político-militares), muchos aún en fases de construcción silenciosa.   Estos, que muy probablemente se irán articulando con los movimientos sociales, también jugarán un papel en el desenlace de esta problemática.[2
 
LA LUCHA EXTRA-PARLAMENTARIA:  
En este momento, vale la pena aclarar un término que ya se introdujo: la lucha 'extra-parlamentaria'. Según Petras, la lucha extra-parlamentaria, en contraste con la lucha parlamentaria, consiste en acciones tomadas fuera del sistema electoral, incluyendo acciones de resistencia directas. Es respuesta del pueblo a su ausencia en las grandes decisiones que le afectan. La lucha extra-parlamentaria, por lo tanto, es la lucha política que trasciende los límites impuestos por las formas de lucha aceptadas por el régimen y que, sin proponer modificarlo, sirven a sus intereses. Se trata de las formas de organizarse, movilizarse y presionar que van más allá de las formas institucionales: los partidos políticos, sindicatos y organizaciones oficialistas, canales formales que acceden al Ejecutivo, negociaciones cupulares, los cabildeos, etc. La lucha extra-parlamentaria, entonces, consiste en entes populares que se organizan independientemente y no se limitan a las reglas del juego político formal.   Sus expresiones son más activistas y más combativas ya que presionan y obtienen victorias por medio de acciones y enfrentamientos directos con el Estado. La dinámica de su crecimiento y construcción es ajena a los ritmos y canales permitidos por el Estado y así se desarrolla según sus propias reglas que muchas veces chocan con lo dispuesto por las instituciones de este. 
Al   estudiar las condiciones en que se encuentran es este momento los movimientos sociales, será necesario tomar en cuenta las posibilidades que existen para una auténtica y amplia lucha extraparliamentaria actualmente. Es necesario evaluar si la lucha extra-parlamentaria puede en estos momentos convertirse en el principal impulso de la oposición antineoliberal y democrática. Asimismo, debemos de definir cómo el movimiento democrático-revolucionario ya organizado acompañará la lucha extraárlamentaria y cómo debe calibrar sus momentos de articulación. Para esto, tenemos que primero comprender las condiciones políticas generales y la disposición que pueda tener el movimiento de masas a iniciar esta potencial nueva etapa de lucha. 
 
CONDICIONES GENERALES Y SUS IMPLICACIONES:  
La 'caída' del PRI
Como se mencionó más arriba, la caida del PRI es uno de los factores más influyentes en la nueva coyuntura. El haber perdido su calidad como partido de Estado tiene serias implicaciones en cuanto al movimiento social. 
Primero, sí, habría que hacer una aclaración. La caída del PRI no es de ninguna manera total y absoluta.   Para ser más exactos, hay que hablar de la pérdida del poder ejecutivo nacional y la posibilidad de un subsecuente desmoronamiento. Hasta la fecha, sin embargo, el PRI se conserva como (por lo menos) la segunda fuerza a nivel nacional y la primera en la mayoría de los estados.  Todo parece que en Tabasco (en una reedición del caso de Guerrero-fraude y tibia respuesta del PRD debida a rivalidades e intereses sectarios internos) se quedará con lo robado; en Chiapas, a pesar de su derrota histórica, sigue siendo la primera fuerza; en Jalisco, el PRI está más fuerte que hace seis años. Así, mientras que algunos hablan de la desaparición del dinosaurio tricolor, los hechos por ahora indican otra cosa. La desbandada y derrumbe que muchos pronosticaron no se han producido; al contrario, los sectores del PRI se están reconstituyendo como una nueva y sistémica fuerza opositora. 
Estos sucesos tienen importantes implicaciones en cuanto al movimiento social.   Como es sabido por todos, el corporativismo del PRI fue tremendamente exitoso en su coptación de los sectores y sus organizaciones. Muchos esperaban que con la 'caida' del PRI estas estructuras de dominación perdieran su influencia y efectividad, liberando así a muchos sectores organizados del dominio estatal.   Si en los últimos 20 años el PRI fue incapaz de producir y cumplir con las promesas ideológicas del nacionalismo revolucionario, el perder las elecciones sería la gota que derramara el vaso. Ante tal situación, las organizaciones sociales y (al menos) sus bases abandonarían el PRI en búsqueda de mejores opciones para la solución de sus reivindicaciones sectoriales.   El sólo hecho de perder el acceso ilimitado a los recursos estatales significaría el fin de las prácticas clientelares. Ante esta supuesta realidad, habría dos posibilidades: 1) Que las bases se reestructuraran con más autonomía, asumiendo una línea independiente para así luchar por sus legitimas demandas en vez de seguir respaldando el proyecto dominante; o 2) Qué las organizaciones sufrieran una gran descomposición, degenerando en luchas intestinas o simples actividades delictivas, y dándole un nuevo impulso a un clientelismo mafioso y desordenado. En los hechos, ambas opciones ya se están manifestando. 
Los sangrientos hechos de Chimalhuacán son el más vívido ejemplo de la segunda apreciación. Efectivamente, este sangriento caso ejemplifica el peligro de degeneración de los sectores organizados priistas que pierden su 'norte'. Al venirse abajo su sistema de vida y reproducción y las reglas del reparto del pastel, estos sectores golpearon en todas direcciones y con gran ferocidad buscando preservar algunas de sus prerrogativas.   Sería un craso error considerar la destructiva energía desatada como un recurso que pudiera cosecharse en la lucha por el cambio. Más bien, como señaló Carlos Fazio, se trata de la barbarie, del individualismo salvaje y de una serie de valores al colectivismo constructivo que la lucha por el cambio precisa. En cierta medida (siempre y cuando no llegue a proporciones incontrolables) tales expresiones de descomposición son beneficiosas para el sistema y sus intereses jerárquicos: que mejor para los grandes señores que los de abajo, siguiendo a líderes corruptos, desorientados, manipulados y socialmente deformes se maten entre sí. La posibilidad de tal degeneración, fragmentación y deformación es muy real en estos momentos. 
La primera y más positiva posibilidad también está muy presente.   Al terminarse las prácticas clientelares a gran escala que cimentaban el corporativismo, es indudable que las bases experimentan una potencial liberación respecto a los charros que empiezan a perder su respaldo institucional. Si bien los seguidores de la Loba (¿la Lobohomba?) la acompañaron en su demente cruzada, los sectores más críticos y modernos (es decir donde no imperan a tal grado las relaciones clientelares cuasi feudales), bien pudieran optar por distanciarse de y repudiar a sus antiguos dirigentes y forjar una nueva independencia en función de sus verdaderos intereses.  Tal pudiera ser el caso de los grandes sindicatos urbanos que tienen más experiencia en asuntos colectivos y que viven más de cerca la problemática política del país. Es ejemplo más claro de esta tendencia es la rebelión de los burócratas.   Sin duda, ha influido en su pequeña insurgencia la caída del sistema al que estaban orgánica y corporativamente atados. En este caso, una reivindicación muy concreta se combinó con las nuevas circunstancias para producir las grandes manifestaciones en la capital.  Hace un par de años, también se les negó un bono de fin de año (bajo el pretexto de los bajos precios petroleros) pero no hubo protestas de los empleados estatales. Ahora, sin embargo, parte del peso del sistema corporativo se desvaneció, perdiendo así las jerarquías sindicales toda legitimidad que les quedaba, y las bases, viendo el problema con más claridad, se rebelaron en contra de sus 'líderes'.   Es este nuevo grado de autonomía lo que explica que la mayoría de los trabajadores rechacen el arreglo (el del mini-bono) entre Ayala, Gurría y Carrasco. Si bien las movilizaciones han sido a favor de una demanda muy puntual, sectorial y economiscista, no hay que menospreciar la importancia de la nueva independencia sindical reclamada por los burócratas.  Otro ejemplo demostrativo es el nuevo impulso de los sectores de electricistas democráticos que se hace presente justo en esta coyuntura. 
Lo que sí vale la pena señalar es la muy posible desvirtuación de la nueva potencial libertad de los sectores antes vinculados al partido de Estado.   Muchos pueden mantener sus liderazgos, sus estructuras y prácticas autoritarias, verticales y cupulares y al mismo tiempo ejercer su nueva independencia en relación con el PRI.   Existe el peligro (que ya se está materializando) de que los antiguos sectores priistas se entreguen intactos (bajo similares esquemas de control) a otros intereses y proyectos, siempre ajenos a los intereses de las bases. Estamos hablando de liberarse de las antiguas relaciones corruptas y clientelares para introducirse en nuevas relaciones de ese tipo: se trata de pasar del corporativismo del nacionalismo revolucionario, al neocorporativismo, con todos sus posibles colores (y con todas sus posibles combinaciones).   Es el caso de algunas secciones de centrales campesinas que buscan un nuevo acomodo con el PRD, por ejemplo.   Más ilustrativo, sin embargo, de esta nueva tendencia es la nueva relación que muchos sectores organizados buscan entablar con el nuevo gobierno foxista. 
 
La nueva cultura laboral foxiana:  
El impacto que pudiera tener el nuevo gobierno y el nuevo régimen político sobre el movimiento social se puede empezar a evidenciarse en la política que estos proyectarán en el área laboral. Esta, a su vez, se descubre en el discurso que manejan sobre la nueva cultura laboral. Fox y sobre todo Carlos Abascal, encargado de asuntos laborales en el equipo de 'transición' y seguramente el próximo Secretario de Trabajo (este personaje, líder del patronato, será el nuevo lobo-claro, amigo del fox--encargado de proteger el rebaño) han pregonado mucho sobre como serán las nuevas relaciones entre los obreros y las empresas. Según esta litanía, los lugares de trabajo experimentarán una enorme transformación.   Las relaciones trabajador-patrón ya no se caracterizarán por el conflicto de intereses (de clase) sino por una nueva interdependencia, armonía y humanismo. Pretenden, nos dicen, que ambos lados se esfuercen juntos para lograr metas conjuntas: sacar adelante la empresa, crear más empleos y hacer que la riqueza producida llegue a todos. Para esto, las relaciones industriales se regirán por la productividad, el consenso y la democracia entre seres 'iguales'. 
Así, la nueva (y claramente charlatana, manipuladora y empíricamente falaz) cultura laboral pretende uniformar los intereses de las partes y desaparecer las formas de lucha con las que cuenta y se ha ganado con sangre y sudor el trabajador. Es la famosa flexibilidad laboral que monta una pantalla de igualdad y consenso para pulverizar a las organizaciones sindicales, eliminando sus ventajas de colectividad.   Al querer aumentos salariales (recordemos el gran retroceso en remuneraciones que los obreros han sufrido sólo en este sexenio) los patrones, respaldados por el régimen y concretamente las instituciones estatales como las juntas de arbitraje, apelarán a la productividad y el esfuerzo individual para hacer prosperar la empresa que supuestamente es 'patrimonio' de la gran familia de todos.   Con este discurso 'moderno' se busca regresar a los tiempos porfiristas en que los trabajadores carecían de medidas colectivas de protección y presión y tenían que enfrentarse al patrón en condiciones completamente asimétricas. 
Es en este contexto que Fox anuncia que su gobierno defenderá la autonomía sindical y combatirá el charrismo. Claro, una vez debilitados al extremo los sindicatos, ¿quién necesita del charrismo? En estas condiciones se les puede dar toda la autonomía a los sindicatos; total, ya nadie los pelará. Y es esta misma dinámica y restructuración que el nuevo régimen busca implantar en las relaciones con todos los sectores sociales. Primero, fragmentar y desorganizarlos más de lo que ya están.  Luego, tratar con ellos a nivel personal o microlocal, enfatizando aberraciones como las potencialidades de desarrollo, la productividad, el fomento del capital humano y los grandes consensos nacionales. Este es el discursó que está manejando Fox respecto a Chiapas, por ejemplo, y así intentará debilitar al movimiento social en su conjunto. 
No obstante, el nuevo régimen político tiene otro recurso a su disposición que ya está empleando para desarmar a los movimientos sociales: el neocorporativismo. En caso de que la nueva cultura laboral y social (atomización y debilitamiento) no obtenga los resultados deseados, el régimen se olvida súbitamente de la autonomía, aun en su nueva y deforme versión. Cuando los sectores organizados mantengan una fuerza y cohesión considerable (muchas veces beneficiadas por una nuevas posibilidades de libertad organizativa) se arremeterá en su contra con nuevos arreglos clientelares y de coptación.   Una vez más, el nuevo corporativismo paradójicamente se cobijará en conceptos como el bien común, los consensos y el respeto democrático. Sin embargo, no es nada más que un reciclado mecanismo de control. El neocorporativismo se puede manfestar de dos formas: un arreglo directo con el nuevo régimen o una relación mediada por un partido de oposición (el PRI) que mantiene las lazos clientelares con las organizaciones. 
Muy recientemente, la conservación del charrismo en el SUTERM ilustra la segunda de estas expresiones del neocorporativismo. Lo interesante y revelador es que una estructura sindical que sigue identificándose con el PRI se pone al servicio del PAN y el nuevo régimen neoliberal (con o sin entrega de nalgas). La jugada fue demasiado fácil de descubrir: la relección de la güera con reuniones anteriores y posteriores con Fox responde a la necesidad de mantener el control y colaboracionismo en este estratégico sector obrero para avanzar en la privatización de la industria eléctrica. El pacto se convino antes, siguieron las intimidaciones, las irregularidades, la cargada y el fraude, y se finiquitó el asunto con el beneplácito muy público de Fox. Los comentarios de este último en torno a las fraudulentas elecciones son muy demostrativos. Fox, exponiendo magistralmente los límites de sus votos en defensa de la autonomía y libertad sindical respondió así a los reclamos del sector democrático del SUTERM: "eso es un asunto que corresponde a los sindicatos... (si) quieren sindicatos democratizados, pues que trabajen para lograrlo.  ¡No es asunto mío!" Seguro que el apoyo que le profesa a este proceso de democratización se encuentra en el espaldarazo que le ofreció al charro mayor.   Emulando este caso, habrá un fuerte esfuerzo de parte del nuevo régimen de limitar las nuevas tendencias democratizadoras en el movimiento social para reafirmar el corporativismo, esta vez con carreta de cambio y pluralismo. Este empujón (que puede convertirse en ofensiva arrolladora) será una presión constante y sistémica en contra la auténtica autonomía y independencia del movimiento social.[3
El neocorporativismo puede manifestarse también de otro modo.    Como ya se ha presenciado, algunos sectores ya alejados del Congreso del Trabajo o opositores al PRI intentan pasar a integrarse directamente a la arquitectura cuasi-orgánica del nuevo modelo político. Personajes como Elba Esther Gordillo, charra madre del SNTE, se han apresurado en ponerse al servicio del nuevo gobierno. Los sectores que ella representa y otros que hasta ahora han tenido una relación muy estrecha con el PRD, aprovechando las crisis internas de estos partidos, pretenden establecerse como los nuevos intermediarios entre el nuevo régimen y el movimiento obrero.   Es la propuesto por cierto de los telefonistas y el STUMAM desde la UNT. El caso del STUNAM dice mucho: considerado como la ala 'radical' de esta central, su dirigente, Augustín Rodríguez, le entró al juego discursivo del PAN (hablando del peligro del caos y las divisiones que pudiera aprovechar la reacción-es decir de la necesidad del consenso, de los beneficios mutuos y de desechar el conflicto ¿de clases?) para hacer el trabajo sucio de Fox (desmovilizar a las bases, oponerse a la huelga y aceptar módicos aumentos salariales).   
Este fenómeno del neocorporativismo por medio de interlocutores hasta ahora 'opositores' es quizá el más peligroso ya que es el que con más eficacia puede ponerse el disfraz de la democracia y la autonomía sindical.   En momentos en que las bases organizadas, tanto del sector obrero como del movimiento en su totalidad, busca ejercer una nueva independencia y deshacerse de los antiguos mecanismos de control, el régimen con sus nuevos cómplices 'dirigentes' buscará promover esta opción caracterizándola como autónoma y democrática.
 
La pérdida de viabilidad del PRD:  
Si bien la crisis del PRD impulsa a muchos de los sectores y organizaciones cercanos a buscar un arreglo con el nuevo régimen, sus reveses también ofrecen posibilidades alentadoras para el movimiento social.  Hasta ahora, se puede decir que gran parte del movimiento social democrática y opositor le había apostado por la vía electoral del PRD.   Estos, luego de largos años de desarrollo y luchas (en los que los logros no fueron pocos) optaron por colapsarse dentro de este partido, perdiendo así su identidad y autonomía.  Las bases se desactivaron y los líderes pasaron a formar parte de corrientes que luchaban por puestos y cuotas de poder.   De esta forma, el movimiento social perdió la capacidad de montar una alternativa desde abajo, en sus propios términos y en función de sus propios e independientes intereses.  Este debilitamiento fue fomentado por los dirigentes que se desvinculaban de las bases y entraban al juego institucional del sistema.   
En su diagnóstico del fiasco que culminó el 2 de julio, algunos destacados militantes del partido, entre ellos Rosa Albina Gavarito, Marco Rascón e Imanol Ordorika, han planteado la necesidad de refundar el partido redirigiendo sus atenciones al movimiento social. Argumentan, correctamente, que el partido debe fortalecer el movimiento, fomentando la participación con autonomía de la ciudadanía.   Sin embargo, lo más seguro es que esta visión no prevalezca en el proceso de 'renovación' que vive el partido.   Los sectores dominantes llevarán al partido por el camino contrario: un nuevo arreglo de gobernabilidad con el régimen y la continuación de las pugnas tribales y por posiciones políticas.   Por si quedaban dudas sobre su (re)conversión en un partido burocrático y alejado del pueblo y el movimiento social que se dedica principalmente a la conservación del status quo por medio de pactos cupulares, sólo habriá que citar a García Medina, presidenta del CEN: "... en el terreno político, (Fox) es un demócrata.... hoy lo sustancial en México es que... podamos contribuir a los consensos que permitan sentar las bases del nuevo régimen (y) de una nueva gobernabilidad." 
En este contexto de política partidista, es de esperarse que los movimientos sociales agrupados en o vinculados al PRD replanteen su futuro con el partido.   Como ya se ha visto, muchos seguirán a sus corruptos y oportunistas 'líderes' en sus transacciones neocorporativas con el régimen. En contraste, habrá muchos sectores que rechazarán esta vía (junto con la tercera vía que el partido parece querer trazarles) y recobrarán su independencia. 
Es muy probable que las organizaciones sociales que siempre se mantuvieron críticas dentro del partido estén pasando por un acelerado proceso de maduración. Tal proceso consistiría en la siguiente secuencia: confianza en la vía electoral; fracasos (falta de logros), decepción y crítica; búsqueda de alternativas.   Al ver que con su incorporación o asociación al PRD no han obtenido avances sino retrocesos, se reorientarán hacia sus bases rescatando la independencia que habían entregado.  En pocas palabras, muchos movimientos sociales se están cansando de ser pasivas correas de transmisión del partido y buscan otra vez ser sujetos políticos que montan una nueva forma de hacer política desde abajo. 
Dicha tendencia es, hasta ahora, más evidente en el campo.  Probablemente sea así ya que estos sectores se han mantenido relativamente alejado de los mecanismos clientelares respecto al partido y conservan sus propias formas de convivencia y acción colectivas.   Se trata de sectores y comunidades que seguirán el ejemplo de los campesinos ecologistas de Petatlán, de las bases zapatistas y de comunidades combativas como Metlatónoc, grupos que además sufren cotidianamente las agresiones de la represión, la militarización y el paramilitarismo. En estos tres casos, las mismas comunidades se organizan y enfrentan sus problemas directamente, sin intermediarios. En Metlotónoc, la población activó sus métodos autónomos para detener y castigar una agresión militar y así garantizar las costumbres y seguridad de su gente.   Fue una forma directa y no institucional ni partidista de combatir la militarización de sus comunidades.   El ejemplo de las bases del EZLN son también muy instructivas: en Chiapas las comunidades no se han desmovilizado en respuesta a los cambios electorales y de gobierno.  A las nuevas promesas de los partidos y el nuevo régimen político, los indígenas zapatistas no han modificado su estrategia.   Siguen organizados en resistencia y sin someterse a los intereses o lineamientos de los 'nuevos' poderes institucionales. Así, el silencio tan criticado del EZLN, hasta por intelectuales supuestamente de izquierda, puede que responda a esta situación: las bases indígenas no se desmovilizarán ni entrarán a negociar sin que sus formas de lucha autónomas obliguen al Estado a responder a sus demandas y a iniciar cambios verdaderos. 
Los avances en estas comunidades se han logrado gracias justamente a su independencia relativa a los partidos políticos y en especial al PRD, con el que se pudiera decir que existe cierta afinidad. Para las agrupaciones que hasta ahora han infructuosamente mantenido una relación más estrecha y de cuasi-subordinación al PRD representan ejemplos a seguir. Considerando el estancamiento que ha significado para los movimientos sociales integrarse a la estrategia electoral e institucional del PRD, estos casos demuestran que es el momento de forjar una nueva independencia y dinámica organizativa y metodológica.   Ya se ven nuevos impulsos en esta dirección. En algunos estados de la república, se están formando amplias alianzas del movimiento social que le apuestan a la acción directa y la autonomía orgánica.  En pocas palabras, se está presenciando los inicios de una nueva lucha extra-parlamentaria. 
 
SÍNTESIS:  
Resumiendo, podemos decir que hay muchos factores y fuerzas que ejercen su influencia sobre el movimiento social. Algunos buscan conducirlos hacia una creciente fragmentación conbinada con un neocorporativismo, y otros parecen abrir las posibilidades para un nuevo empuje autónomo desde abajo. Esta tensión en los movimientos caracterizará los primeros años de vida del nuevo régimen político.   Por un lado, este y sus representantes y guardianes institucionales harán lo posible por debilitar y controlar al movimiento de masas. Con sus nuevas políticas sociales buscará pulverizar al movimiento reduciéndolo a sus mínimas expresiones-unidades sociales individuales, locales e inmediatas.   Al mismo tiempo recicla las viejas mañas del régimen priísta como el corporativismo. Todo esto lo hará con la anuencia (y hasta la participación) de los partidos que se conforman a las reglas del juego del nuevo régimen y con la participación de los sectores organizados sobre cuyos 'dirigentes' mantienen un alto grado de influencia. Por el otro lado, en contraste, existen tendencias hacia una nueva independencia y una maduración del movimiento democrático y por el cambio.   Donde las bases han podido preservar un importante grado de autonomía y combatividad, las experiencias de relaciones subordinadas a la dinámica parlamentaria o demasiado estrecha con los intereses partidistas e institucionales no han sido las predominantes.   En estos casos la nueva coyuntura apunta hacia el desarrollo de una lucha extraparlamentaria con mayor autonomía y con mayor acercamiento al movimiento democrático-revolucionario.   Se perfilan así esfuerzos hacia una activa y determinante participación y protagonismo de la ciudadanía. 
En las fases iniciales del nuevo régimen, fases de implantación y consolidación, se puede esperar una fuerte ofensiva contra la autonomía y las formas extra-parlamentarias de la lucha social. Fox intentará aprovechar la confusión y descomposición iniciales que acompañan la 'caída' del antiguo régimen para establecer un modelo de control. En este periodo reconstituirá el corporativismo, con sus nuevos o antiguos colores, donde sea necesario. También, en el campo social se pretenderá mantener vigente las relaciones de subordinación entre movimiento y los partidos/dirigentes por medio de los acercamientos con todas las fuerzas políticas, el discurso del consenso y la pluralidad. En pocas palabras lo que busca es aprovechar este momento propicio para conjugar los factores contrarios a la independencia del movimiento social y resolver la tensión mencionada a favor del sistema. El régimen no escatimará recursos y medios para lograr lo que se propone.   Ante esta arremetida en movimiento democrático-revolucionario tiene sus manos llenas.  Es tarea del movimiento en su conjunto, de todas las organizaciones político-militares, darle un fuerte pero respetuoso y democrático impulso a la naciente lucha extra-parlamentaria.   Tenemos que cultivarla donde ya se desarrolla y velar por su desarrollo donde aun es incipiente.   Debemos también promover su articulación con el amplio movimiento democrático-revolucionario que se está gestando.   El momento actual hace que estas formas de luchas sean las más necesarias y efectivas. Además, la confluencia de factores la hace de ella una de varias posibilidades. Al asumir esta histórica y estratégica tarea, el movimiento revolucionario ha de fomentar y guiar la lucha extra-parlamentaria correctamente. 
 
LA CORRECTA ORIENTACIÓN[4]:  
 
Para que el movimiento social se considere una real lucha extra-parlamentaria debe de caracterizarse por una serie de rasgos y cualidades sin los cuales difícilmente podrá mantener su independencia y construirse desde abajo.   En este proceso de construcción y formación el movimiento revolucionario jugará un papel importante y desempeñará varias tareas críticas.
 
Características generales:  
El movimiento social extraparlamentario debe tener una doble función y una doble identidad. Al mismo tiempo que responda a las necesidades materiales y espirituales básicas de los excluidos por el sistema neoliberal, deberá ir constituyéndose como componente esencial de del movimiento anti-sistémico. Es decir que el movimiento tendrá que encontrar las formas de apoyar económica, social y síquicamente sin convertirse en un proyecto limitado asistencialista (sin ONGizarse por así decirlo). Simultáneamente, tendrá que ir ocupando un espacio primordial en el movimeinto democrático-revolucionario. Este doble desarrollo implica en parte que los proyectos que satisfagan las inmediatas y válidas necesidades del pueblo deberán contener en su seno una lógica antineoliberal, anticapitalista. 
 
Cualidades del movimiento:  
Una nueva cultura de izquierda revolucionario es indispensable para el nuevo movimiento del pueblo. Tanto internamente (entre sus bases y estructuras) y externamente (en su proyección hacia la sociedad) el movimiento social ha de practicar y cultivar esta nueva forma de hacer política extra-parlamentaria. Dos deberían ser los valores básicos del movimiento: la interdependencia y la corresponsabilidad (términos empleados por Alsó).   El primero de estos valores implica la solidaridad como elemento normativo fundamental y el segundo, la autogestión y la coparticipación. Si estos dos valores no impregnan todo el accionar del movimiento, difícilmente tendrá éxito la lucha extra-parlamentaria: la solidaridad y la autogestión son las bases culturales del movimiento revolucionario que permitirán un avance común y relaciones de respeto entre todos los ámbitos y niveles.   Estos valores han de tener formas políticas consustanciales: la democracia, la autonomía, la horizontalidad y el pluralismo. Toda relación intra-organización e inter-organización debe caracterizarse por tales prácticas, métodos y mecanismos. Otro elemento: la lucha parlamentaria del naciente movimiento tiene que pasar por un cambio de enfoque: si hasta el momento el movimiento de masas fue un instrumento de los movimientos revolucionarios en su estrategia hacia la toma del poder estatal, sus esfuerzos ahora han de dirigirse a la construcción de lo que Alsó (ver artículo en este número) llama la Sociedad Paralela. Se trata de que la misma sociedad vaya tejiendo sus propias relaciones sociales, que vaya generando sus propias soluciones a los resultados nocivos y excluyentes del modelo, en fin que funda y viva nuevas praxis y culturas revolucionarias que finalmente subvertirán el poder del Estado. Traducido al idioma erpiano, estamos hablando de que el movimiento del pueblo construya, desde ahora y desde abajo, el poder popular.   Por último está la necesidad de la unidad del movimiento. Respetando los valores y las formas de relaciones antes enumeradas, es imperioso que se vaya superando la dispersión y la atomización que caracteriza a las organizaciones sociales.   
 
Tareas para el movimiento democrático-revolucionario:  
Un movimiento social que lucha extra-parlamentariamente por la creación de la sociedad paralela no se construye siu generis. Existen tareas que los revolucionarios, la aun minoría consciente y organizada, es decir la izquierda transformadora, debemos de asumir de inmediato para ir promoviendo este proyecto. Primero, salta a la vista la necesidad de más elaboración teórica de la realidad y estratégica para irla transformando.  La producción teórica que se necesita debe percibir y explicar tanto lo local y los nacional e internacional como lo inmediato y a mediano y largo plazos. Más fundamentalmente, debe poner las explicaciones sobre lo micro y lo macro y los programas de cambio a ambos niveles al servicio de la gente, en términos y con referentes que los integre al proceso del cambio.   
Segundo, debemos de recuperar el trabajo de base. Sencillamente, tenemos que voltear hacia abajo, a las comunidades, a los barrios, a los centros de trabajo, etc. Como señala Antonio hay que compenetrarnos en la sociedad para apoyar al pueblo en sus múltiples luchas, poniendo especial atención en la formación de cuadros.   De esta forma se asegura el ininterrumpido crecimiento del movimiento autónomo desde abajo.  En pocas palabras, hay que construir.   
Tercero, y como parte de ese proceso de construcción, la izquierda transformadora debe de generar la unidad. Sin caer en vanguardismos o hegemonismos, el movimiento democrático-revolucionario enfrenta uno de sus retos más grandes y trascendentes en la construcción de la unidad, tanto de los movimientos político-militares como de los movimientos sociales.   Nuestra tarea consiste en desarrollar un sujeto constructor de esta unidad; un forma y métodos que permita desembocar en la unidad sin violar los valores cualitativos mencionados anteriormente. Hemos de desarrollar prácticas y actitudes portadoras de una nueva y unitaria energía social y política enriquecida por su pluralidad. 
Finalmente, el movimiento democrático-revolucionario debe de orientar el proceso de cambio por medio del ejemplo. En su trabajo cotidiano, en sus métodos y estilo de trabajo, el militante revolucionario tiene el deber sacrosanto de refundar los valores humanistas y anti-capitalistas. 
 
NOTAS AL FINAL:  
1. No se pretende con estas aseveraciones llegar a un tratamiento exhaustivo del problema. Se busca hacer señalamientos iniciales que puedan aportar a debatir con más profundidad el tema y que permitan dirigir a grosso modo nuestro trabajo entre estos sectores.    
2. En este breve análisis, no se incluye la situación del movimiento universitario. A grandes rasgos, se puede decir que el movimiento estudiantil es sujeto de las mismas fuerzas divergentes, la misma bifurcación presentada. Por un lado, las fuerzas institucionales y del régimen buscan debilitar o coptar al movimiento.   Por otro lado, este defiende su autonomía y se moviliza independientemente intentando su reconstrucción, peleando a la vez contra algunas tendencias de descomposición y claras señales de fragmentación. Sin embargo, el caso de los universitarios, pensamos, es más complicado.  Por un lado, el movimiento se enfrenta a condiciones que ya existían antes de las elecciones. En este sentido, se puede decir que la estratégica que se aplica en su contra no ha variado con el cambio de régimen. Por el otro, se opina que el éxito que tendrá el movimiento al tratar de reconstituirse dependerá en gran medida de problemas y prácticas internas. 
   
3. Los ejemplos del neocorporativismo PRI-PAN funcional al nuevo régimen político comienzan a abundar. El último en 'dar las nalgas' fue Alberto Juárez Blancas de la CROC quien brindó 'su total apoyo y confianza' a Fox ya que este es (aquí viene lo mejor) un hombre honesto y trabajador. Criticando el incondicional apoyo que los sindicatos corporativos le brindaron a Zedillo y las desastrosas consecuencias, Juárez aguda y novedosamente concluye que ahora 'jalarán parejo' con el nuevo gobierno 'porque son tiempos de unirnos con el nuevo presidente, no importa que sea de otro partido'. 
4. Las orientaciones que aquí se proponen fueron recogidas en gran medida de las conferencias presentadas por Joao Stedile del MST brasileño y por Marta Harnecker en el último seminario organizado por America Libre disponible en el internet. 
(Ir arriba)

TELESCOPIO

 

El Nuevo Levantamiento del Pueblo Palestino: Sus Derechos, Victorias y Sufrimientos

Desde hace siglos indeterminados por los historiadores se sabe que en ésa zona del mundo conocida como el medio oriente cohabitan dos milenarios pueblos: el palestino y el israelí. Entre estos se han protagonizado cruentas luchas en diversos momentos de la historia (política, militar y religiosa) cruciales de la humanidad antigua y moderna. La región está marcada indeleblemente por una permanente inestabilidad política, social y hasta militar.

Para muchos es conocido que en ésta región del mundo se ubican algunas de las principales ciudades "santas". Según las guías teóricas e ideológicas de las religiones islámica y judeocristiana expresadas en el "Corán" o en la "Biblia", respectivamente, se le atribuyen a estas ciudades hitos místicos y hasta científicos de la historia relacionada con Alá y Mahoma o con Jesucristo y Jehová (Dios). De ahí que se pueda explicar el porqué de la gran importancia que los pueblos musulmanes, judíos y cristianos dan a dichas ciudades.

Sin embargo, estos lugares no se encuentran física o poblacionalmente hegemonizados por ninguna religión, sino divididos de maneras en ocasiones muy intrincadas y no exentas de violencia extrema desde ambas partes. Árabe e israelí, con acciones terroristas claramente bilaterales y reprochables, ejercen formas de violencia política a veces crueles e indiscriminadas. No obstante, estas expresiones agresivas responden a una problemática más de fondo. Se puede afirmar que desde la parte israelí-sionista las acciones son aún más condenables y despiadadas. Con alevosía impune lleva a cabo un planificado genocidio que va perpetrando a lo largo de una guerra injusta librada en contra del pueblo palestino y sus organizaciones en lucha por la Independencia y Soberanía plenas de su pueblo, el derecho a su existencia y autodeterminación.

El conflicto entre israelíes y palestinos se remonta (en la era moderna) básicamente al año de 1948 en el que se concreta bajo el consenso de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) el derecho de retorno de la población judía a sus asentamientos "originales y milenarios" después de la diáspora o disgregación de dicho pueblo. El retorno se realiza después del inhumano agravio genocida que sufrió durante la segunda guerra mundial a manos del fascismo europeo, particularmente el nazismo, que aniquiló cruel y salvajemente a millones de hombres, mujeres y niños de origen judío en el HOLOCAUSTO.

El derecho a existir de un Estado judío en sus lugares "de origen" no tendría que representar gran problema. Con fricciones superables pudieran coexistir perfectamente un Estado israelí y un Estado palestino. Pero obedeciendo a su papel programado desde Washington los dirigentes de la población judía han desempeñado un ambicioso y racista proyecto nacional desde su retorno, proyecto vinculado a poderosos intereses económicos y políticos. Se trata de una feroz expansión territorial acompañada de la reducción, desplazamiento y control físico de los palestinos. Así la política y la opinión pública israelíes están muy ampliamente ideologizadas y dominadas por la corriente ideológico-político-religiosa que es el sionismo. Esta corriente se fue incubando y desarrollando en el poder que gobierna al pueblo israelí desde entonces. Sólo han variado matices en las formas de gobierno de los diferentes partidos políticos que se van turnando de acuerdo a las circunstancias político-militares regionales y mundiales.

Desde luego que no podemos dejar de mencionar el factor económico principal que motiva a todas a las demás facetas del conflicto árabe-israelí: nada menos que el petróleo del Medio Oriente. De aquí en buena medida las principales naciones desarrolladas se surten para sus industrias. Por tanto se deriva una necesidad indispensable de los países del norte de controlar esta región prioritaria en términos geo-estratégicos. El sionismo israelí la vino a cubrir a la medida perfecta. Cumple el papel del policía-matón de la región que representa una avanzada y eficaz presencia militar al servicio de los intereses de EEUU. Por medio del Estado israelí y sus aparatos militares el imperialismo garantiza el control estratégico de la región. La inestabilidad provocada por el belicismo israelí (en su versión de paloma o de halcón) preserva la incidencia decisiva de EEUU en la región. Además el Estado israelí ha sido capaz de romper la integración árabe, por intereses comunes y con un sentido antiimperialista. Estos esfuerzos por la integración e identidad árabe común han sido rotos cuantas veces ha sido necesario por vías, diplomáticas, políticas, económicas y hasta militares en diversos momentos de la historia moderna.

La instalación de un instrumental Estado judío ha requerido el territorio de donde desplazaron al pueblo palestino con la destrucción de más de 400 aldeas existentes a finales de la década de los años 40. Estas tierras son vitales por su cercanía al agua (elemento escaso en esas latitudes) en ellas se asientan ahora las principales ciudades judías. Y cuando a partir de los años 80 se inicia el retorno a zonas "de tolerancia" por el pueblo palestino refugiado se les pretende mantener disgregados a fin fragmentar aun más su integridad territorial y nacional. De tal forma pretenden romper lo que no se puede romper: su identidad y sus aspiraciones de independencia y liberación nacional.

El pueblo palestino nunca abandonó sus lugares de origen hasta que a partir del año de 1948 comienza a ser desalojado de sus aldeas por los judíos a base de la fuerza militar y económica del incipiente sionismo (con apoyo internacional) cuyo proyecto precisaba de una identidad y Estado propios para desplegar sus planes de expansión. Las formas en que el pueblo palestino desorganizado fue forzado a desalojar territorios no puede llamarse mas que ocupación o invasión. Estas agresiones contra todo un pueblo fueron apoyadas primeramente por el Imperialismo Británico y posteriormente -y hasta la fecha- por el Imperialismo Norteamericano. Este mantiene un férreo y mutuo acuerdo con el Estado Israelí de defender y proteger sus intereses recíprocos y comunes.

Pese a todo, a lo largo de más de 50 años, el pueblo palestino ha desarrollado múltiples y a veces heroicas formas de resistencia. En su apogeo estas se cuajaban mayoritariamente en la Organización para la Liberación de Palestina donde participan diversas formaciones políticas y político-militares que se distinguen desde moderadas hasta radicales por sus formas de lucha. Otras se identifican con diversas vertientes filosófico-religiosas tales como el fundamentalismo islámico, difícil de entender desde una óptica humanista marxista y "occidental", desde nuestra realidad mexicana y latinoamericana. Estos grupos, como Hezbolah, El Frente Democrático para la Liberación de Palestina, Hamas y la Jihad Islámica, se han fortalecido y crece el apoyo hacia ellos entre la población palestina que se siente frustrada y hasta defraudada por las negociaciones de la OLP con Israel. Tienen, ciertamente, razón al criticar a la actual dirección de la OLP encabezada por Al Fatah a la cual acusan de haberse separado de los originales intereses del pueblo palestino, de haberse burocratizado y hasta de estar coludidos en la mezcla de intereses económicos y geopolíticos imperialistas.

Si bien en nuestro país y de acuerdo a nuestra estrategia actual cuestionamos las diversas formas de lucha que emprenden los distintos actores en el conflicto actual, lo cierto es que realmente a la distancia debemos de tener prudencia para dar la razón a unos o a otros. Mientras tanto lo que urge es detener el genocidio y el atropello en contra del sufrido pueblo palestino.

Actualmente, el conflicto se ha recrudecido, justo cuando se esperaba una salida negociada respetando los Acuerdos de Oslo de 1992 entre la OLP e Israel. Una vez más, como señalan conocedores directos del tema, como Noam Chomsky y Edward Said, los obstáculos los pone Israel, siempre con apoyo y complicidad de EEUU (el supuesto garante imparcial del proceso de 'paz'). Israel hace lo posible por minar la declaración del Estado Independiente Palestino. Además de seguir poblando ilegalmente territorios que los acuerdos cedieron a la Autoridad Nacional Palestina (presidida por Arafat), pone condiciones supuestamente de seguridad que no figuraban en los acuerdos originales. En fin, sigue en su afán de dominar la región y agredir, fragmentar y controlar al pueblo palestino. A un territorio totalmente dividido, la negación de acceso a recursos fundamentales como el agua y la resistencia permanente a la administración plural y conjunta de la sagrada ciudad de Jerusalén, se sumó el último detonante-la visita programada y provocadora de un general israelí genocida acompañado de mil elementos castrenses a un lugar sacrosanto islámico. Tras ser orillado de esta forma, se levantó nuevamente el pueblo palestino y estalló la nueva etapa del conflicto.

Así somos testigos indirectos de formas de combate popular que son lección universal y vigente que brinda el pueblo palestino al mundo entero. La nueva intifada, a pesar de la superioridad técnica y de armamento del enemigo, es un levantamiento masivo y permanente que magistralmente integra y coordina acciones políticas y militares de autodefensa y hasta ofensivas. Como las anteriores (las más importantes de desarrollaron en los años 80) la actual intifada se realiza incluso por encima de las diferencias políticas de las diversas organizaciones que sobre todo tienen un enemigo común; lo importante es la amplia y enérgica participación del pueblo. La prolongada guerra popular que libran los palestinos contra el enemigo sionista (que no es lo mismo que todo el pueblo israelí) es por sus fines y formas una guerra de Liberación Nacional y por ser justa y debe contar con el apoyo de toda la humanidad progresista y revolucionaria. Por lo mismo nuestro Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente, en nuestras modestas posibilidades, se suma a la campaña de apoyo a la causa noble y justa del pueblo palestino.

A continuación agregamos la lista de las causas por las que el pueblo palestino lucha incansablemente.

 

LA ONU CONDENA A ISRAEL POR LAS PRACTICAS QUE AFECTAN LOS DERECHOS HUMANOS

* Por sumarse la parte de dos territorios ocupados.

* Por el establecimiento de asentamientos israelíes en los territorios ocupados y la transferencia de sus habitantes Arabes de los territorios ocupados y el negarles sus derechos a regresar.

* El confiscar ya la expropiación de propiedades Arabes en los territorios ocupados.

* La destrucción y demolición de casa Arabes.

* Los arrestos en masa, detenciones administrativas y el mal trato dado al pueblo Arabe.

* El mal trato a los prisioneros.

* El pillaje de propiedades arqueológicas y cultural.

* La interferencia en la libertad religiosa y sus ceremonias, particularmente, demostrada recientemente, en Al-Khalil, así como en los derechos familiares y de las costumbres.

* A la explotación ilegal de los recursos naturales y de la población Arabe de los territorios ocupados.

* Reafirma que todas las medidas tomadas por Israel para cambiar el carácter físico, la composición demográfica, la estructura institucional, incluyendo Jerusalén, son nulas.

 

DERECHOS INALIENABLES DEL PUEBLO PALESTINO

* El derecho a la autodeterminación sin injerencia externa.

* El derecho a la independencia y la soberanía nacional.

* El derecho a establecer su propio Estado Soberano e Independiente en Palestina.

* El derecho de estar representado como una de las partes principales en el establecimiento de una paz justa y duradera.

* El derecho inalienable de regresar sus hogares y a sus propiedades de las que han sido desalojados y desarraigados.

* El derecho a la soberanía y control permanente sobre sus recursos naturales.

* El derecho a la plena compensación por los daños humanos y a sus recursos naturales.

 

SIONISMO COMO FORMA DE RACISMO

Recordando la Resolución 1904 (XVIII), del 20/XI/63, en la cuál se proclamó la declaración de Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial, y en particular su afirmación de que "Toda doctrina de diferenciación o superioridad racial es científicamente falsa, moralmente condenable, socialmente injusta y peligrosa y la expresión de su preocupación por las "Manifestaciones de Discriminación Racial que todavía existen en el mundo, algunas de las cuales, son impuestas por determinados gobiernos, mediante disposiciones legislativas, administrativas o de otra índole".

(Ir arriba)


PINCELADAS

 

 
Poemas de Amor y Fuego
Morena de sol y agua
Negra casera
Surtidora, bazar de frutas
Tus abrazos
Dulces sandías que llenan sin tregua
Tu mirada
Henchidas guindas de aroma penetrante
Tus labios
Jugosos duraznos color carne
Tus besos
Ariscas moras a punto de reventar
Tu sentir
Fibra ubicua de mangos desbordantes
Tu amor mi fruticultura.
Versar por conversar
Confieso que no nací para poeta,
Que poco o nada entiendo de la métrica.
Pero es que la lírica cotidiana,
En los detalles,
En el micro, en una esquina
O en un valle,
Me hace ondular como una bandera.
Y lo digo porque tampoco nací para cobarde,
Lo digo fuerte pero sin alarde,
Y me envuelvo en unos versos
Para enfrentar,
Entender
Mi día
Y transitar con sensatez
A nuestra tarde.
Rogelio

Un Homenaje A Nuestros Compañeros Presos

Aguila Dispuesta
El Horizonte estaba lejos
Llovía, y tronaban los cielos
Nada más se podía ver Marte
Día: ¿Cuándo vas a aclararte?
!Hoy! Canta un águila herida
Mas repuesta, alas extendidas
Y su mirada fija, hambrienta...
Su destino es el horizonte

 

En otra isla
En una isla de hierro
Confinados como Denébola
Por algún animal fiero
Llamado Civilización o la
Pinche Barbarie por compas
No se les puede conversar
Cómo sigue mordiendo la bestia
Que nos toca domesticar
O la película buenísima
Que vimos el pasado miércoles
Los astros, confiados, me constatan
Los pensamientos pueden derretir
El hierro, incluso cualquier metal
¿será?
Calixto

 

(Ir arriba)
 

COMUNSENTIMINA

  Bándido

COMUNSENTIMINA: REMEDIO CONTRA EL SUEÑO, EL OLVIDO, LA PARANOIA, LA PASIVIDAD Y LA CONFORMIDAD(DOSIS: AL MENOS UNA AL DÍA. SI NOTA UN MEJORAMIENTO, INCREMENTE LA DOSIS. EN CASO DE PERDER O ACABAR PASTILLAS, NOTIFICARSE A SI MISMO Y CREAR PROPIAS. IMPOSIBILIDAD DE SOBREDOSIS. PELIGRO: EN EXCESO PUEDE RESULTAR DAÑINO PARA LA SALUD DE LA OLIGARQUÍA.)
 
REFLEXIÓN GENERACIONAL:
El otro día me puse a pensar. Y pensé que la mera verdad es que en el movimiento hay un chorro de jóvenes y viejos. Compas adolescentes casi niños, y compas adultos casi ancianos. Muchos treintones y cuarentones se han ido a probar su suerte en otras empresas. Al buscar la explicación, me convencí de que no tenía nada de raro. Y es que el humano nace bien dotado de lucidez: el niño aun no la pierde y el anciano la ha recuperado.

 

UN DIEZ PARA OCTUBRE Y TRES HEROES:
I
Mes de golpes es octubre
Con caídos y capturas
Causantes de hartas premuras
Y sin ser tiempo salubre
Alimenta como la ubre.
La razón es bien sencilla
Como con Zapata y Villa
La caída en el otoño,
Del Che, Aurora y Antonio
Más que hoja muerta es semilla.
II
Poniendo imperio a temblar
A América das la vida
Tu muerte no fue perdida
Porque enseño a cosechar
Al Nuevo Hombre y su brotar.
Te cantaron Puebla y Jara
Dejando tu huella clara
En el pueblo y su vientre
Hasta la victoria siempre
Comandante Che Guevara.
III
Acompañado estás Toño:
En Chile cayó Miguel
En Bolivia cayó el Che
Se oyó un colectivo 'coño'
Ese duro mes de otoño.
'Stas preso pero no enfermo
Así que firme cual perno
Que muchos compas se orientan
Cuando leen y se concentran
Estudiando los cuadernos.
IV
No sentimos grandes penas
Al contemplar a la Aurora
Cuando amanecen con Gloria
Fértiles playas de Arenas
Y de esperanza nos llenas.
Eres hoguera y dulzura
Firmeza y ética pura
Sin dogmas y creativa
Con tu ejemplo nos motivas
A estar siempre a tu altura.

 

EL GABINETAZO Y LOS TRANS-PUESTOS:
Si alguna persona dudase de que los pies invertidos del mundo patas-arriba descrito por el compa Galeano (¿compa? pues sí, ¡a huevo!) también dan firmes pasos por nuestra patria, considérese lo siguiente: Carlos Abascal, patrón de los patronos explotadores descenderá al mundo proletario para velar por los intereses de los obreros; Luis Ernesto Derbez que hasta hace poco elaboraba paquetazos para desmantelar las economías tercermundistas y entregarlas al gran capital velará por nuestro patrimonio productivo nacional; Julio Boltvinik (¡n'ooombre!), que aun sigue en su anticuado y anecdótico afán de exponer las nefastas consecuencias sociales del neoliberalismo en México, pasará a legitimar la política social del cuarto gobierno neoliberal que sufrimos; Rafael Rangel dejará la rectoría del Tec, mayor argumento para los esfuerzos por privatizar y extranjerizar la educación nacional, se encargará ahora de fortalecer nuestra Educación Pública; y así podríamos continuar un buen rato. Por allí se rumorea que Madrazo será nombrado presidente del IFE y que liberarán a Acosta Chaparro ya que se le considera tanto para la presidencia de la CNDH como para ocupar el puesto del zar anti-narco. Que nadie se sorprenda.
 
PESADILLA DE ORGÍA DE DOS ESPECIES:
Despertó y el dinosaurio volteó para darle un húmedo beso al desnudo zorro acostado a su lado.
 
DESEÁNDOLES LO MEJOR:
Con esta dosis de comunsentimina quisiéramos terminar recetándoles algo especial a todos (foxistas, terceristas, perredistas modernizados, etc.) los que ven en el norte el baluarte de la democracia limpia, madura, estable, gobernable, exportable, en fin deseable: ¡mejor váyanse a la MIEEEEE........AAAAAMI¡
(Ir arriba)

PASEOS POR EL TIEMPO

Recordando a Nuestros Compañeros caídos

En este número, queremos rendir homenaje a nuestros compañeros caídos, unos muertos, otros presos. Para recordar a todos los que no están físicamente con nosotros, dedicamos este espacio a la memoria de Benjamín Avila Blanco, que después de nuestra presentación aún como EPR en el Vado de Aguas Blancas fue el primer compañero caído en combate el 16 de Septiembre de 1996, y también recordamos el espíritu combativo de nuestros compañeros presos. Sus ideas y acciones nos llenan de orgullo y nos motivan a seguir luchando por construir la nueva sociedad por la que peleamos juntos. Estamos conscientes de que todos siguen en la lucha desde su nueva trinchera o desde nuestros corazones y mentes.

 

A LA MEMORIA DE BENJAMÍN ÁVILA BLANCO

(Compañero Arturo)

Mensaje póstumo al compa Benjamin:

Era un día como cualquier otro pero para tí era un día especial, pues por primera vez te incorporabas a la columna guerrillera que tanto admirabas. Aquí estabas a tus 22 años de edad, lleno de ilusiones y esperanzas. Al igual que nosotros querías un mundo diferente, que fuera justo, igualitario y libre.

En los primeros días te vimos pensativo, callado y a veces hasta ausente de la colectividad que ahora formabas parte. Quizá pensabas en tu familia, no lo sé, solo sé que tenías la determinación de prepararte para la lucha guerrillera en la sierra y para seguir despertando, organizando y educando o la gente de los pueblos que visitaba nuestra columna.

Con el paso del tiempo, nos fuimos dando cuenta que no eras un compa triste ni serio como pensamos, sino al contrario, eras demasiado alegre y entusiasta. Nosotros nunca te vimos enojado. Nos hacías reír con sus chistes, nos contagiabas a todos con tu alegría y entusiasmo.

Recuerdo que siempre andabas con mucho ánimo. Al llegar a un campamento, después de días y noches de camino, cuando nadie quería hacer nada más que descansar, parecía que no te cansabas. Siempre con gran optimismo, empezabas a hacer cualquier comisión, traías agua o leña, aun cuando no te tocaba. Siempre alegre nos ayudabas en el trabajo. Ya hasta te gustaba cocinar. Eras muy solidario con las compañeras y las empezaste a valorar como seres humanos iguales y con muchas capacidades.

Cuando estudiábamos y platicábamos te aprendías muy rápido las cosas. Creo que si estuvieras con nosotros en estos momentos serías un dirigente político-militar incansable.

Así es como te transformaste de un humilde campesino, a un activo combatiente de la guerrilla. Cambiaste el machete por el fusil libertario.

Cuando acabaste tu Servicio Militar Popular[1] regresaste a tu pueblo. Estuviste de nuevo con tu familia, y aunque fue corto tu regreso, sé que esos días los valoraste y disfrutaste al máximo.

Después tuvimos la oportunidad de tenerte con nosotros hasta el día de tu muerte. Te gustaba desafiar el peligro; aunque fuera en condiciones de sumo riesgo, tu siempre quisiste ir en la vanguardia, hasta adelante. Nos decías que caminar atrás le dormía.

Nos platicabas que querías que cuando tus hijos crecieran también anduvieran en la lucha y se incorporaran a la columna. Que le ibas a enseñar a tus hijas que las mujeres no sólo sirven para hacer comida y tener hijos sino también para hacer la revolución.

Ahora, te queremos decir que aunque estés muerto tu ejemplo de valentía, compañerismo inigualable y conciencia revolucionaria siempre vivirán en nuestras mentes y corazones. Que tus pensamientos se nos grabaron con tinta indeleble.

 

Mensaje a sus padres: El compañero Arturo, para nosotros o Benjamín Avila Blanco para ustedes, ya no está a nuestro lado, es cierto, pero su recuerdo y ejemplo viven y vivirán en cada compañero y compañera que luchamos por un nuevo país y sobre todo en quienes tuvimos la oportunidad de conocerlo. ¿Qué cómo fue? Como hijo, como esposo y como padre, ustedes más que nadie lo saben. Pero como revolucionario es un compañero inmortal.

Siéntanse orgullosos de ese hijo que tuvieron, así como nosotros, los que tuvimos oportunidad de conocerlo nos sentimos. Porque pocos hijos se tienen así, con cualidades que solo algunos seres humanos las pueden tener.

Compañero Arturo ¡Vives en el corazón de quienes te conocimos!

Firma: Un compañero que tuvo la oportunidad de convivir con él y estar en la columna guerrillera en aquellos años.

NOTAS AL FINAL:

1 El Servicio Militar Popular consiste en que los jóvenes, por decisión personal o comunitaria, estén en la columna guerrillera durante tres meses recibiendo preparación político-militar.

 (Ir arriba)

RELATO DE LOS DÍAS PREVIOS A LA MUERTE DE NUESTRO COMPAÑERO BENJAMÍN:

La noche del 6 de agosto de 1996.

Nos preparábamos para recoger el campamento, borrábamos huellas, ajustábamos nuestras mochilas. Le echamos el último vistazo a nuestros fusiles y emprendimos la marcha hacia el campamento de Encinos Prietos, donde se apostaba una compañía del ejército federal[1].

Con la sangre caliente y la adrenalina corriendo a toda velocidad, avanzamos sigilosamente, 10 compañeros, cada uno con nuestro fusil, coyotas y adelitas[2]. El compa Benjamín iba en la vanguardia siempre alerta.

La madrugada del 7 de agosto.

Llegamos a unos escasos metros del campamento enemigo, ya era la madrugada del 7 de agosto, y nos apostamos en nuestros lugares esperando la señal. Sentíamos el miedo por dentro, pero estábamos conscientes y seguros que sólo así no quedarían impunes todos los asesinatos y aberraciones que sufre nuestro pueblo día a día. Y ya no decir de las malcomidas y maldormidas que pasamos en los últimos 2 meses, debido al cerco tremendo de 25 mil soldados armados hasta los dientes, con tanques y helicópteros, que nos mandaron después de presentarnos en el acto luctuoso de Aguas Blancas. Además, por primera vez, un destacamento armado del pueblo iba a vengar todas las vejaciones, las masacres, los desaparecidos, los torturados y presos injustamente. Ibamos con nuestros ideales muy firmes, con el coraje por dentro y la mirada en alto, para golpear al enemigo.

Todo estaba oscuro, no veíamos nada, solo sentíamos el sudor correr por nuestra frente. Tiramos una piedrita y el guardia encendió su lámpara. En ese momento empezó la balacera, llegó la hora de la batalla. De todos los soldados sólo 4 nos respondieron al fuego, todos los demás, completamente desorganizados, huyeron por las barrancas en desbandada. Al final del combate, hubo 59 bajas al ejército federal; 24 heridos y 35 muertos, sobrevivieron alrededor de 65 soldados.

Claro, no es el mismo valor el que el ejército nos muestra cuando masacra al pueblo desarmado, como en Ocosingo, Acteal, El Charco y Aguas Blancas. Cuando el pueblo ejerce su autodefensa, como en este caso, se ve realmente su naturaleza, sin ideales y poca moral.

Nosotros esta vez, nos retiramos sin ninguna baja pero con poco parque; nuestros equipos andaban ya incompletos, nuestros pantalones rasgados y ya no teníamos explosivos.

Benjamín fue uno de los combatientes más destacados en este ataque por su arrojo y valentía, por su conciencia y decisión a dar la vida en pro de un mundo mejor.

Días arduos de agosto.

En los días posteriores se vino un gran operativo terrestre y aéreo tras nosotros. Se desataba la furia descontrolada del enemigo que buscaba vengar el golpe que le propiciamos. Peinaban toda la sierra de Coyuca día y noche, en los caminos y carreteras ponían retenes móviles y se apostaban en el monte. Entraban a los pueblos a interrogar a la gente, catearon pueblos enteros, entraban a las casas golpeando a los hombres y mujeres que se oponían a que sus esposos fueran llevados. Los gritos de los niños se confundían con el llanto de sus madres.

Nosotros caminábamos siempre de noche y en varias ocasiones pasamos muy cerca de las unidades militares. Dormíamos a escasa distancia de ellos. Pero esta situación de peligro nos unía más, el compañerismo y el buen ánimo crecían día a día.

Para los primeros días de Septiembre ya éramos 15 compañeros en la columna guerrillera. Nos desplazábamos de Coyuca de Benítez hacia la sierra, llevando en nuestras espaldas de 30 a 40 kilos del material con que nos habían abastecido los compas. Llevábamos entre quinientas y seiscientas balas, 3 o cuatro cargadores cada uno, equipo logístico, mechas, explosivos y comida.

15 de septiembre

Era ya la madrugada del 15 de septiembre, estábamos justamente a la altura del Vado de Aguas Blancas. Mientras todo el país recordaba un aniversario más del inicio de la lucha por la Independencia en 1810, nosotros nos disponíamos a pasar la carretera, un movimiento aparentemente sencillo.

Como siempre Benjamín iba hasta adelante. Tomamos el lado derecho y Benjamín atraviesa la carretera. De repente escuchamos "alto ahí". Benjamín responde disparando y neutraliza al soldado que le había marcado el alto. Empieza el fuego cruzado y nosotros emprendemos la retirada sin lograr pasar, quedando nuestro compa Benjamín al otro lado de la carretera, herido en la ingle, desangrándose rápidamente. Por lo cerrado de la balacera no pudimos recogerlo. Contra nuestros deseos y llenos de dolor pero sin querer arriesgar más bajas nos retiramos con otros dos compas heridos.

Después todos te vimos en la foto de los periódicos compa Benjamín, ahí acostado en la carretera abrazando tu fusil. Tu sangre tiñendo el lugar donde un año atrás lo había hecho la sangre de los 17 campesinos masacrados por las fuerzas policíacas de Rubén Figueroa. Hasta la fecha sentimos oprimido el corazón al recordarte pero aquí estamos compañero ¡Adelante!.

Compa Benjamín Avila Blanco ¡honor y gloria!

Notas al final:

1 Una compañía del ejército federal consta de 100 elementos.

2 Las coyotas y adelitas son granadas de mano rústicas de fabricación cacera. Preparadas con pólvora de seguridad, clavos, masking tape y fragmentos de laminas.

(Ir arriba)

RECORDANDO A NUESTROS COMPAÑEROS PRESOS

Porque dentro de la triste
guirnalda del eslabón,
del sabor a carcelero
constante y a paredón,
y a precipicio en acecho,
alto, alegre, libre soy.
Alto, alegre, libre soy,
Sólo por amor.
No, no hay cárcel para el hombre,
No podrán atarme, no.
Este mundo de cadenas
me es pequeño y exterior.
¿Quién encierra una sonrisa?
¿Quién amuralla una voz?
 
Fragmento del poema Beso Soy
De Miguel Hernández

Ha pasado poco más de un año del secuestro y detención de nuestros compañeros Fernando Gatica Chino, Felicitas Padilla Nava, Jacobo Silva Nogales y Gloria Arenas Agís. Actualmente, como se sabe, los compas mencionados se encuentran en la prisión federal de máxima seguridad Almoloya de Juárez, luchando desde su nueva trinchera. A continuación, se describen algunos aspectos de sus detenciones irregulares y los pormenores de su situación legal.

En el caso del compa Antonio, es secuestrado, desaparecido y torturado cruelmente durante 6 días. Le aplican toques eléctricos en todo el cuerpo, en los testículos, lo cuelgan de pies y manos por días completos. Lo golpean y estiran con el famoso "potro" de la Santa Inquisición.

La compa Aurora también fue secuestrada, desaparecida y torturada por dos días. Además de las torturas físicas, fue sometida a torturas psicológicas. Le decían que si no hablaba y firmaba lo que ellos querían, matarían a su mamá, una anciana de 72 años de edad, y a su hija de 18 años.

Los compas Felicitas y Fernando, igual fueron arrestados sin ninguna orden de aprehensión y torturados delante de sus hijos. A estos cuatro niños de 6 a 17 años de edad no se les permitió comer ni tomar agua, durante todo un día que los tuvieron encerrados en un cuarto de su casa, mientras al lado escuchan como golpean y torturan a sus papás.

Ya llevados a la cárcel de Almoloya de Juárez, son puestos en prisiones de castigo durante 2 a 3 meses.Felicitas no fue presentada hasta un mes después y a Gloria las autoridades carcelarias la visitan de vez en cuando para hostigarla y amenazarla diciéndole que van a encontrar a su hija porque ella también se las debe y la van a chingar.

Hasta la fecha, nuestros compas tienen daños y cicatrices imborrables en sus corazones, mentes y cuerpos. Nunca se les ha dado atención médica adecuada. Antonio tiene 2 costillas rotas y el bloque nasal fracturado, mal pegados, mal sanados.

Pese a las evidentes huellas de tortura que presentaban nuestros compas (y eso a simple vista), el perito oficial constató que ninguno de los compas fue torturado. Es más, a las personas buenas de ONG´s nunca se les permitió pasar a verlos y atenderlos médicamente.

Aparte, su proceso jurídico ha sido bastante anormal. Desde el primer momento de la detención de nuestros compas, sus procesos han estado plagados de irregularidades, de trampas y mañas. A modo de ejemplo, hablamos de la comunicación irregular con su abogada, la falta de privacidad, la cerrazón de los medios de comunicación entorno al proceso judicial, etc.

Sus visitas son super restringidas y como matrimonios que son, nunca se les permite ningún tipo de acercamiento, no se pueden hablar, mucho menos tienen derecho a la visita conyugal.

Los compas sufren un constante hostigamiento y como amenazas latentes están las esposas y cadenas. Pese a todo lo anterior, los compañeros libran batallas diariamente, sobreviviendo, estudiando mucho, pintando y escribiendo poemas, en una trinchera más de lucha.

Su proceso jurídico acaba de cerrarse, se esperan muchos años de prisión por delitos no cometidos como: portación de armas y explosivos, rebelión, sedición, asociación delictuosa, secuestro, entre otros más.

¿Y qué pasó con los verdaderos secuestradores y torturadores? ¿Se vale el olvido? ¿Y no qué ya no habrá impunidad?

¿Cuántos luchadores sociales presos más faltan para que el gobierno se dé cuenta que encerrándonos en un espació de 2 x 2 metros no es como se acaba con la pobreza ni la desigualdad social que abarcan todo el país?

Desgraciadamente, todo parece pintar que el gobierno foxista no tiene voluntad de diálogo (al menos con grupos no asociados con empresas transnacionales) ni menos de resolver los problemas sociales que más agobian a nuestro país. Como en el caso de nuestros cuatro compañeros, los luchadores sociales son encarcelados, secuestrados, hostigados y reprimidos. Si no tenemos la voluntad política suficiente para erradicar este tipo de vejaciones sin nombre, para no dejar atrás una estela de desaparecidos y presos políticos, entonces señor Fox, olvidémonos de hablar de una comisión de la transparencia y de una transición pacífica.

Acá fuera, nos siguen violando nuestros derechos humanos y civiles como el derecho a la vida digna, el derecho a disentir y sobre todo nuestra libertad a escoger un gobierno que en verdad nos represente. Todos los mexicanos que queremos un cambio verdadero, un país libre con justicia y democracia verdadera debemos exigir el mandar obedeciendo como dicen los compas Zapatistas, derechos que están plasmados en nuestra constitución mexicana.

A todos nuestros compas presos:

Siempre su ausencia es algo que nos duele, que nos impacta pero que nos hace seguir adelante redoblando esfuerzos. Ahora en nuestro ERPI mucho de lo que estamos haciendo es fruto de lo que ustedes empezaron, con sus ideas, con sus ejemplos y aunque no estén físicamente a nuestro lado sentimos su presencia. A pesar de lo que nos afectó su caída en prisión hemos ido consolidando cosas en las que seguramente ustedes estarían participando. Por ustedes y todos los demás presos políticos del país estamos trabajando al doble en la construcción de un gobierno nuevo que sea del pueblo y para el pueblo. Ay, ay, ay. Vale.

(Ir arriba)

MEGÁFONO
Un último llamado a proponer el nombre de esta revista
 
José: ¿Has mandado tu propuesta para el nombre de la revista del ERPI?
Pedro: Pues, fíjate que todavía no. Lo que pasa es que he estado chambeando demasiado, ni tiempo me ha dado. Ya sabes como es el neoliberalismo.
J: Sí, mano. No me lo tienes que decir. Yo trabajo 60 horas a la semana, setenta cuando me toca trabajar los domingos, y gano mil quinientos pesos al mes.
P: Es lo que los compas llaman flexibilización y explotación de la mano de obra. Nos exprimen y ellos se quedan con todo el jugo. ¿Cómo ves?
J: Está cañón.
P: Volviendo a la revista, me gustó el número cero y no solo porque nuestro diálogo salió en ella. Yo sí les envié una propuesta para el nombre, "La Construcción". ¿Qué te parece?
(Pasaba en ese momento un militante del ERPI que escuchó este intercambio mientras comía una torta de huevo con jamón, con bastante chipotle)
Militante: Me gusta, compa. ¿Cómo han estado? Tanto tiempo de no saludarlos, creo que ya van dos meses. Pues les paso la propuesta a los compas.
P: Gracias. ¿Cuáles son las otras propuestas?
M: Tenemos varias otras, como por ejemplo, "Paliacate", "Capucha", "El Vado", "Generador" y "La Construcción", con tu propuesta.
J: Oye, "Paliacate" suena bien. Pero también las otras. ¿Hasta cuando se puede enviar propuestas?
M: Todavía hay chance. Tienen hasta el último día de noviembre. También se esperan en los siguientes dos meses las propuestas de himno y escudo. Las pueden hacer llegar a través de su responsable.
P: Vámonos José. A pensar y enviar otras propuestas o elegir entre las que ya existen.
M: Ándale pues, compas. Que les vaya bien.
J: Hasta luego. A ver donde nos encontramos la próxima vez.
(José y Pedro se despiden. El militante acaba la torta en tres mordidas. Se enchila y se va.)
(Ir arriba)