ERPI

INTRODUCCION

 

 

 

 

NUESTROS COMPAÑEROS
PRESOS POLITICOS
También estan disponibles los cuadros de nuestr@s compañer@s en la Galería de Imágenes

PRESOS POLITICOS ERPI

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comandante Insurgente Antonio
 
(Jacobo Silva Nogales, nacido en Mihuatlán, Oaxaca, 1957)
 
ANTONIO-1994ANTONIO-1999

Imagen izquierda:

Tomada en 1994

 

Imagen derecha:

La foto mas reciente tomada en 1999

 

 

AUTORETRATO ANTONIO

 

 

 

Autoretrato: Jacobo Silva Nogales

 

 

 

 

 

 

 

 

Coronel Insurgente Aurora

(Gloria Arenas Agís, nacida en Orizaba, Veracruz, 1959)

AURORA1

AURORA2

Imagen izquierda:

(TINAM en 1983)        

Imagen derecha:

(Sierra de Zongolica, 1984)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre la detención de nuestros compañeros: ¿Qué ha sucedido en el ERPI?

Testimonios
Carta de la hija de nuestros compañeros simpatizantes, Fernando Gatica y Felicitas Padilla
Declaración de Aurora y Antonio desde Almoloya
Crónicas
Juicio Secreto
Abusos contra los dirigentes del ERPI
Niega la CNDH atención a la queja de los erpistas, Jacobo Silva y Gloria Arenas
 
Historial
Difunden identidad de Aurora
Brillante niña que era la dirigente del ERPI
La niña de dieces
El EPR y las críticas de la coronel Aurora
Contacto
Contactar a los compañeros presos políticos

 

¿QUÉ HA SUCEDIDO EN EL ERPI?

Desde el mes de octubre, precisamente el día 19 de ése oscuro mes del año 1999, empieza una muy difícil etapa para la consolidación final de nuestro proyecto como organización revolucionaria mexicana, orgullosa y justamente llamada Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI). En ésta fecha es capturado y desaparecido durante 6 días por parte de los aparatos de contrainsurgencia mexicana y norteamericana el compañero Comandante Insurgente Antonio. Su captura se debió a una delación por parte de una persona con la cual sólo él y la CoronSela Insurgente Aurora mantenían una relación directa y más o menos estrecha para su orientación en el trabajo político-militar de algunos sectores de construcción en nuestro país.

Por la información recabada en la investigación y revisión interna de nuestra estructura política y militar, el daño de dicha delación nos costó tener que abandonar por un buen tiempo el trabajo de construcción con algunas personas y en algunas zonas del país. Durante este período se revisó la posible profundidad del daño a causa de la captura de dos miembros de la Dirección Nacional del ERPI, a quienes por cierto y con gran orgullo reconocemos los que aún nos encontramos en libertad. Su obligada y meritoria resistencia revolucionaria , junto a la de nuestros simpatizantes Fernando Gatica Chino y Felicitas Padilla Nava, es causa de orgullo sin reservas de todos los revolucionarios.

Como reiteradamente los compañeros capturados y nosotros hemos denunciado, la detención de Antonio se efectuó a la entrada de un restaurante chino en la ciudad de México el día de 19 de octubre de 1999 y la de Aurora el día 22 de octubre alrededor de las 10:30 horas en su domicilio de la ciudad de San Luis Potosí. Las capturas se debieron directa e indirectamente a la delación antes referida. La captura de Fernando y Felicitas en la casa de seguridad en Chilpancingo, Guerrero el día 22 de octubre alrededor de las 6:00 horas fue a causa de una investigación por parte de elementos de la Policía Judicial del Estado de Guerrero y de Inteligencia Militar. Ante la captura de Antonio --que por cierto desconocía dicho domicilio -- los cuerpos de inteligencia del Estado mexicano decidieron asaltar esta casa bajo un operativo espectacular y aparatoso antes de que obviamente evacuáramos dicha casa en cuanto nos percatáramos de la captura de los compañeros miembros de nuestra Dirección Nacional. Todos entendemos que el estricto protocolo de protección y seguridad clandestina obligaban a un cambio de toda la infraestructura de nuestra organización. Las fuerzas policiacas y militares pretendieron hacer creer que Aurora y Antonio se encontraban ahí para tratar de circunscribir el radio de influencia y construcción revolucionaria de nuestro ERPI sólo al estado de Guerrero. De paso, trataron de ocultar ante la sociedad y los organismos de defensa de los derechos humanos nacionales e internacionales la detención-desaparición de Antonio que desde días anteriores fue sujeto a las más crueles torturas no vistas en México desde la inhumana y vergonzosa "Santa Inquisición".

En lo que sigue de este suplemento se informan algunos factores que derivaron en el más fuerte golpe que el enemigo ha propinado a nuestro proyecto revolucionario después de la masacre de El Charco, Gro. obligó a un lógico repliegue de nuestra estructura que hemos asimilado. Los golpes del Estado mexicano además nos han dado lecciones para así modificar y adecuar los métodos de crecimiento y desarrollo revolucionario para el momento actual y el futuro.

Nuestra Dirección Nacional se reserva el derecho y la obligación de investigar y sancionar a la o las personas directa o indirectamente responsables del golpe que se nos dio con la captura de los cuatro compañeros.

 

1.-¿Por qué se dio la detención de los compañeros?

La detención de los compañeros Antonio y Aurora se dio por una delación que aún se está investigando. Se supone que fue por una relación que se inició en el afán y esfuerzo por tratar de entablar contacto con una presunta organización revolucionaria.

Se cometió el error de establecer una relación indirecta con una presunta organización revolucionaria, la cual no conocíamos plenamente. Por lo tanto, hubo un bajo nivel de comprensión e información sobre esta. Al establecer y nutrir este contacto, se logró una cierta confianza que condujo a una relajación de medidas de seguridad. Esta relación con dicha organización se dio en el marco de un esfuerzo, y de hecho nuestra política externa, de entablar relaciones con otras organizaciones armadas con el propósito de intercambiar ideas, fortalecer la lucha por el cambio, y aportar en la construcción de un bloque anti-neoliberal más sólido.

Ahora, la captura de Fernando y Felicitas se debió a un seguimiento que el enemigo hizo de este matrimonio cuando realizaban algunas tareas relacionadas con el mantenimiento de una casa en Chilpancingo que cuidaban. No fueron capaces de advertir que estaban siendo vigilados. Por razones fortuitas, la casa fue ubicada y vigilada tres días antes de su asalto por parte del ejército federal.

¿Por qué el Estado perseguía a nuestros compañeros con tanta fuerza y tantos recursos? Pues el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente, el ERPI, ha sido un blanco prioritario para el gobierno desde su primera aparición pública tras la masacre de El Charco. Para la oligarquía y el ejército, nuestra organización representa su peor pesadilla pues luchamos por los pobres, por la democracia plena, por la libertad, por la justicia económica y social, por la dignidad que merecemos todos los mexicanos. Tomando esto en cuenta el hecho que estos compañeros integraban la dirección nacional y eran (son) importantes ideólogos del ERPI, el Estado concentraba su esfuerzo en dar un golpe a la cabeza de la organización. Tras la escisión del EPR, algunos escritos filtrados de nuestra organización (y firmados por ellos) y un trabajo de inteligencia, permitió al enemigo identificar a Antonio y Aurora como miembros de la dirección del ERPI.

 

2.-¿Hubo relajación de las medidas de seguridad, qué pasó?

Efectivamente, en el caso de Antonio y Aurora parece ser que había una gran confianza hacia la persona que los entregó. Siempre hubo dudas y preguntas perturbadoras sobre esta persona pero la confianza establecida de alguna manera las superó. Se fue formando una relación humana muy estrecha, lo cual facilitó una relajación de medidas y que hubiese una comunicación más o menos regular entre esta persona y los dos compañeros. Incluso, hubo contacto en lugares inseguros, lo cual no solía hacer el compañero Antonio. Pero tampoco podemos decir que hubo una relajación total de las medidas de seguridad pues una infiltración de esta envergadura pudiese haber llevado a la caída total de la dirección si se hubiera permitido a esta persona tener relaciones con otros compañeros dentro de nuestra organización, lo cual probablemente era el objetivo principal del enemigo. Hasta la fecha, no podemos probar en un 100% que la captura se debió a esta infiltración pero estamos casi seguros.

En cuanto a la casa de Chilpancingo, al parecer, el compañero Fernando tuvo un seguimiento de la PJE de Guerrero cuando este realizaba tareas relacionadas con la casa que él y su familia cuidaban. A partir de ese momento (5 días antes de su detención) la casa estuvo vigilada muy discretamente y solo esperaban la llegada de algún otro compañero o el momento político adecuado para catearla. En esta casa solo vivían nuestros compañeros simpatizantes Fernando Gatica, sus esposa Felicitas Padilla y sus 5 hijos.

Claramente, este caso nos exige una seria revalorización de nuestras medidas de seguridad para disminuir al máximo la aprehensión de otros compañeros.

 

3.-¿Qué se ha hecho ante esto, qué medidas se tomaron?

Ante la detención de nuestros compañeros tuvimos que replegar el resto de la estructura para evitar un daño mayor a nuestra organización, para después emprender una necesaria auto-crítica, evaluación y estructuración del trabajo que desarrollamos.

Sabemos que en la casa de San Luis Potosí, cayó mucha información en la ‘computadora central’. Es decir, el enemigo tiene información valiosa sobre nosotros.

Como consecuencia, algunos lugares de trabajo tuvieron que desatenderse porque la tarea principal era enfocarnos hacia adentro y hacer un diagnóstico interno. La dinámica de crecimiento tuvo que detenerse por un buen tiempo; en cierto sentido, cerramos filas para poder revalorizar, recrear y así fortalecer nuestras medidas de seguridad. ¿Qué medidas se tomaron? Pues preferimos (como medida) no platicar sobre ellas. Pero sépase que hemos aprendido muchísimo de esta lamentable experiencia (claro que demasiado tarde).

 

4.-¿Cómo se dio la detención de los compañeros?

Ya es del conocimiento público que las detenciones de los compañeros no ocurrieron en Chilpancingo como quiere hacer creer el gobierno. Como se menciona al principio de este suplemento, al Comandante Antonio lo aprehendieron en la Ciudad de México, el día martes 19 de octubre (1999) aproximadamente a las 4:30pm. en un restaurante chino cerca del Metro Normal. Iba acompañado de una 'güera' cuando dos agentes de la PFP, vestidos de albañiles, le dieron toques eléctricos, desmovilizándolo y lo subieron a bordo de un vehículo Suburban blanco sin placas. No se le presentó ninguna orden de aprehensión. Aurora fue detenida violentamente por elementos policiacos vestidos de negro y encapuchados, en su casa familiar en San Luis Potosí, ubicada en número 224 de la calle fuente de Diana, en la colonia Balcones del Valle, el viernes 22 de octubre alrededor de las diez de la mañana. Tampoco se le presentó a ella alguna orden de aprehensión. Antonio fue brutalmente torturado durante seis días por el ejército y agentes de la Secretaría de Gobernación. Aurora fue torturada por tres días.

Por otro lado, en Chilpancingo fueron detenidos Fernando Gatica Chino y Felicitas Padilla Nava, compañeros simpatizantes de nuestra organización que no tenían otra responsabilidad más que el cuidado de la casa y darle mantenimiento a las cosas que ahí se guardaban. Ellos fueron detenidos vilentamente en su casa, ubicada en la colonia del PRD, sin orden de aprehensión por elementos de la Policía Federal Preventiva y por miembros del Ejército Federal. Al igual que Aurora y Antonio, ellos también fueron torturados y secuestrados e incomunicados, en la presencia de sus 5 hijos por 2 días.

El gobierno ha montado toda una pantalla para encubrir los crímenes de Estado cometidos durante sus detenciones (tortura, secuestro, incomunicación): ha fabricado una versión de que Antonio y Aurora fueron aprehendidos en la casa de seguridad de Chilpancingo, en donde residían nuestros compañeros simpatizantes. Los hechos demuestran la improcedencia de estos cargos y la abyecta criminalidad del gobierno.

 

5.-¿Cómo repercutió en el ERPI la captura de dos de sus integrantes de la dirección nacional?

El golpe sí fue contundente, el más importante que nos ha dado el gobierno desde nuestro surgimiento. Antonio y Aurora son dos de los principales fundadores del ERPI. En cierto modo, sí disminuyó nuestra capacidad de operación, de movilización, ya que los compañeros de la dirección eran responsables de ciertas regiones del país y los compañeros simpatizantes resguardaban y mantenían una case. Cuando se dio este golpe, nosotros estábamos en una etapa de crecimiento silencioso, lo cual tuvimos que detener por la gravedad de este asunto. En un primer momento varios compañeros tuvieron que trabajar y tomar decisiones por iniciativa propia, al quedar desvinculados del resto de la estructura.

De ahí que se haya caído en fuertes contradicciones en los comunicados 18 y 19. Es más, hasta el momento no los hemos vuelto a ver a algunos compañeros debido a la necesaria compartimentación que se tiene en la organización. Pese a esta falta de contacto, creemos que éstos compañeros siguen trabajando bajo los lineamientos generales del ERPI, por lo que seguramente más adelante nos volveremos a ver. A ellos les decimos desde esta tribuna, que no abandonen el camino andado, que sigan trabajando para el bien del pueblo de México y para el bien de la humanidad.

 

6.- ¿Se garantiza la continuidad del proyecto revolucionario?

Sí, desde luego. Con seguridad y a pesar de este golpe, podemos decir que nuestro proyecto nunca podrá ser extinguido precisamente porque se debe a las condiciones del país y porque está insertado en y sustentado por nuestro pueblo, por las comunidades insurgentes y nuestro ejército insurgente. Para acabar con nosotros tendrían que acabar primero con el hambre, la miseria, la injusticia, la represión, y la impunidad que prevalece en nuestro país. Asimismo en tanto que exista la opresión y represión del pueblo, se intensifique el salvaje neoliberalismo en nuestro país y que siempre estemos mejorando nuestras medidas de seguridad, la continuidad de nuestro proyecto revolucionario está garantizada.

En lo tocante a la condición estructural y organizativa del ERPI, a través del comunicado 20 le dimos a conocer a todo mundo que ya salimos de la etapa de repliegue y nuevamente estamos listos para accionar.

 7.- Entonces actualmente, ¿Cuál es la situación del ERPI?

El ERPI sigue construyendo el poder popular junto con el pueblo y buscando las formas de avanzar el proceso revolucionario. Con esta pregunta que nos haces es importante destacar que los compañeros actualmente presos políticos han aportado mucho al movimiento revolucionario, con su trabajo y sus ideas. Nosotros nos encontramos construyendo y reforzando lo que ellos cimentaron. Seguimos convencidos en que la construcción del poder popular debe realizarse desde aquí, desde abajo y desde ahora, en todos los rincones del país. Actuaremos conforme a estos principios.

En términos coyunturales como organización, estamos nuevamente en una etapa de construcción. En términos numéricos, nos encontramos trabajando a un 80% de nuestra capacidad funcional y este número va hacia arriba. Hemos ganado en poco tiempo un espacio en la izquierda revolucionaria del país. Y como siempre, el ERPI se encuentra muy comprometido con el pueblo. Por ello actualmente también somos 'observadores' del proceso electoral (aunque no lo quiera el IFE), respetando y haciendo valer el voto popular y defendiendo contra el fraude electoral en el marco de la auto-defensa.

22/06/00

 

Para enviar cartas a Gloria Arenas Agis escriba a:

Centro de Prevención y Readaptación Social Dr. Sergio García Ramírez
(Sección Femenil)
Camino al Reclusorio s/n
Sta. Ma. Chiconautla, Ecatepec,
Edo. de México
CP 55074
México

La dirección para enviarle cartas a Jacobo Silva Nogales es:

Cefereso #1, La Palma
Almoloya de Juárez
Edo. de México
Apartado Postal 199, Administración # 1
CP 50090
Toluca, México

 

 

 

Introducciòn | Documentos | El Paliacate | Contàctanos |

E.R.P.I. 2006 La informaciòn aqui publicada es de libre distribucion, siempre y cuando la fuente sea citada.